Turismo, fuente de negocios para los empresarios

Desde hace algún tiempo que, por mi trabajo y también por placer, he tenido la oportunidad de viajar constantemente nacional e internacionalmente; y con cada viaje, me doy cuenta de la gran oportunidad que tengo de poder conocer distintas maneras de hacer las cosas, diversas ideas y, por supuesto, diferentes oportunidades para hacer negocios.

El turismo, para nosotros los empresarios, no debería de ser encasillado en categorías de placer o negocios sino, y estoy convencido de ello, debería de haber una tercer categoría llamada “turismo de creatividad”. En esta, el objetivo de los viajes debería ser el buscar nuevas oportunidades de negocios, de crecimiento o de ideas.

Si se trata de oportunidades de negocio, definitivamente somos un país lleno de estas mismas, sobre todo en aquellas ciudades pequeñas, donde muchas de las ideas de la gran ciudad no han sido puestas en práctica o, por un desinterés de cambiar temporalmente de residencia en la persecución de una buena idea de negocio, dejamos pasar excelentes oportunidades de replicar lo que conocemos. Un ejemplo evidente de esto ha sido el caso de Carlos Slim, quien a través de su conocimiento del mundo, ha sabido invertir y crear negocios de la nada en gran parte del orbe.

En cuanto a crecimiento, no me queda la menor duda que México es un semillero de plazas donde nuestras empresas pueden prosperar. Hace falta mirar un poco el mercado en el que nos encontramos y acotarlo a la ciudad a la que nos dirigimos turísticamente y ver la viabilidad de crecimiento, ya sea a manera de alianzas con empresas locales o a través de la imitación de nuestras empresas en los diferentes puntos turísticos. Tal es el caso de una empresa pastelera de Mérida que conozco, llamada Tere Cazola que, viendo la oportunidad de crecer regionalmente, ha sabido replicar su marca en diversas ciudades del sureste mexicano.

Y finalmente, en cuanto a ideas, el turismo puede ser el principal generador de las mismas. Basta observar la manera en que se sirve un plato gastronómico en Ensenada, ver cómo funciona una cantina en el Distrito Federal o apreciar el espectáculo que se tiene en los restaurantes del sureste, para poder crear una fusión sin igual para tu empresa, donde quiera que esté.

Así que, por favor, haz tu maleta, y empieza a recorrer el país y el mundo, para seguir aprovechando las bondades de ser empresario y, por supuesto, del turismo. ¡Bon voyage!

Esperamos tus ideas de temas en @tokrp !

El autor es director general de Tok Relaciones Públicas, una empresa de Grupo Vink