Tecnología, clave del éxito al emprender

Foto: Shutterstock

Estas soluciones serán las de mayor permanencia y dominio en el mercado del futuro, por ello hay que empezar a crearlas desde ahora.

Desde que amanece hasta que anochece, estamos rodeados de tecnología, como la alarma que nos despierta por las mañanas, el celular donde revisamos las noticias, las aplicaciones móviles que nos cuentan los pasos y calorías quemadas durante el ejercicio, las que ayudan a programar aparatos electrónicos, los servicios de taxis o comida desde el celular, entre miles de cosas más, ya que se han vuelto parte de nuestra vida, algo que difícilmente dejaremos.

Si vivimos inmersos en un mundo tecnológico donde la conectividad es mejor que en años anteriores, entonces ¿por qué no explotar el tema y diseñar más emprendimientos enfocados en este sector? En el futuro, éstos serán los de mayor éxito y los dominantes del mercado, por lo que hay que empezar a crear soluciones desde ahora.

Luiz Ferezin, autor del libro El muro digital, indica que aunque ya existen muchas soluciones tecnológicas que resuelven problemas de diferentes áreas, aún no son suficientes, por lo que hay que impulsar más su desarrollo, ya que ofrecen múltiples beneficios, como reducción de costos, facilidad de procesos y mejorar la economía del país.

“Mientras más digital es un país, más productivo es y crea mayor riqueza. Además, ésta se expande por la población y reduce la desigualdad”, indicó Ferezin.

Hay una amplia oferta para emprender con soluciones tecnológicas: en salud, sector financiero, transporte, educación y comunicación, por mencionar algunos. Otra área primordial es la atención al cliente sin importar el tipo de empresa.

Un ejemplo de cómo innovar es en la industria de seguros, que ya está diseñando soluciones para saber cómo son los hábitos de conducir de los automovilistas y sobre ello, definir si ofrecer un plan con un costo bajo si se maneja con mayor cuidado o uno alto si no se es cuidadoso.

Respecto a la salud, están los sistemas que recopilan los datos personales de los pacientes, lo que permiten desarrollar diagnósticos y tratamientos más personalizados, así como conocer la calidad de sueño, número de latidos, presión arterial, cantidad de ejercicio y recibir mensajes y recomendaciones con tan sólo portar un aparato en la muñeca o incluso con prendas de vestir.

“No notamos lo importante que es la tecnología en nuestro día a día. Es impresionante cómo somos más digitales y de eso es un poco de lo que trata el libro”, destacó.

Los problemas a vencer

En México, se ha visto un incremento de soluciones que involucran aplicaciones móviles, softwares y otros sistemas, pero aún no son suficientes y uno de los problemas de esto es la falta de talento.

Ferezin indicó que en México sólo hay 1.8 millones de profesionistas enfocados en ingenierías, una cifra baja tomando en cuenta que en el país hay más de 120 millones de personas. Además, sólo 19% son mujeres.

“Las carreras en las que se necesitan más egresados son las de analistas, desarrolladores de sistemas y programadores, y las universidades no parecen estar ofreciendo los estudios y capacitación al mismo nivel que está demandando el mercado”, expresó en su libro.

En este sentido, dado lo difícil que es planear las materias a un futuro, por ejemplo, cuatro años por los cambios tecnológicos que se tienen constantemente, es necesario un diseño más ágil que se adapte a lo que las empresas demandarán en algunos años, siempre siguiendo las tendencias y que también permitan estar un paso adelante.

Otro reto a vencer son las situaciones de trabajo del país, donde lo que se requiere son incentivos laborales y fiscales que generen oportunidades más creativas, flexibles, que retengan y atraigan talento para evitar el liquid talent, tendencia que predomina en los Millennials cuando cambian de un empleo a otro por falta de desafíos o porque no sienten que hacen una tarea significativa.


La financiación

Para Ferezin, otra área crítica en el impulso tecnológico es la mala administración, ya de la inversión que se destina a la transformación digital, 66% se destina al hardware cuando lo más importante es el software, sobre todo para las empresas porque aumentan la productividad y reducen los costos de forma significativa.

Asimismo, son necesarios más apoyos económicos a las empresas que están surgiendo especializadas en el ámbito tecnológico por parte de las empresas que ya tienen presencia importante en la industria.

Sobre esto, Ferezin considera que las empresas tractoras pueden ser de gran ayuda ya que apalancan a las startups para que se desenvuelvan y tengan el impulso para salir adelante.

“Las empresas tractoras son las que crean ecosistemas que ayudan a generar ahorros significativos, economías de escala y buenas prácticas empresariales, con lo que todos los involucrados resultan ganadores”.

Otra forma de obtener recursos es a través del crowdfunding, la práctica para financiar proyectos con donaciones de personas en Internet. En el 2015, con esta dinámica las startups recaudaron 34,000 millones de dólares, cifra que se espera aumentar en 26% por año para el 2020.

Al final, estas medidas y generación de proyectos ayudarán a derribar “el muro”
digital que existe en México, y con ello se tendrá mejor situación económica e innovación.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario