Con T-MEC, pymes podrán abrirse a nuevos horizontes

Necesario mejorar el acceso de las pymes al capital y al crédito. Foto: Especial

El nuevo tratado de libre comercio (T-MEC) innova al incluir un capítulo dedicado a las pequeñas y medianas empresas, y reconoce al sector como esencial para fortalecer las cadenas globales de valor y fundamental para alcanzar los objetivos de la política comercial de nuestro país en diversificación, inclusión e innovación. Por ello, un nuevo panorama se presenta para ellas.

El T-MEC permitirá́ consolidar reglas actualizadas en una zona de libre comercio, que representa hoy a nivel mundial 16.3% del comercio internacional, más del 27% del Producto Interno Bruto (PIB) a nivel global y comprende casi 500 millones de personas.

El capítulo 25 del T-MEC toma una especial relevancia en una economía donde de acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística en el país se cuenta con más de 4.2 millones de empresas, de las cuales 99.8% son micro, pequeñas y medianas empresas, que a su vez generan 52% del PIB y 74% del empleo en México.

Es dentro del capítulo 25.2 inciso C que se mencionan la necesidad de incrementar la cooperación con las otras partes para mejores prácticas en áreas que incluyen mejorar el acceso de las pymes al capital y al crédito. Es aquí donde las Sofomes como Serfimex Capital seguirán siendo palanca para los empresarios mexicanos que buscarán posicionar sus productos y servicios acorde a las nuevas oportunidades que el T-MEC creará.

Alfonso Vega, director adjunto en Serfimex Capital, considera que el tratado está brindando mayor certidumbre a las pymes y mejorará los mecanismos que impulsan su crecimiento, siendo esencial para las empresas el contar con las líneas de financiamiento adecuado para afrontar los nuevos retos.

Entre los sectores que México es fuerte, destacan el automotriz, ya que el país es el sexto productor de vehículos y el cuarto exportador a nivel mundial. Asimismo, destaca el aéreo, pues somos el sexto proveedor de partes aéreas hacia Estados Unidos.

Otro ámbito es el de productos y servicios de tecnología de información, en donde el país se posiciona como el tercer exportador mundial. En alimentos, es el octavo exportador mundial.

En inversión extranjera directa, México se posiciona como el quinto receptor.

En opinión de Vega en todos estos sectores se encuentran pymes con potencial exportador buscando acceso a los diferentes productos de las Sofomes pueden ofrecer desde crédito simple a arrendamiento o factoraje.

Es así que los tres países estarán dando mayor peso a sus pymes y su desarrollo en México dependerán del correcto apalancamiento que puedan obtener de entidades financieras dispuestas a apostar en un entorno global.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario