La startup que rompe con las tasas de interés

Los créditos van desde 10,000 hasta 300,000 pesos. Foto: Cortesía

Cuando una persona solicita un crédito bancario, llega a pagar hasta 60% de interés por el monto otorgado. A fin de disminuir este porcentaje surgió Doopla, startup fintech de fondeo colectivo que conecta a personas que buscan un crédito con aquellos que quieren invertir.

“Gracias a que no hay intermediarios podemos mejorar las actuales condiciones de crédito e inversión”, dijo en entrevista Juan Carlos Flores, director y cofundador de la empresa.

Señaló que, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), una persona en México que pide un crédito de 10,000 pesos paga de intereses en promedio 63%, es decir, va a pagar de puro interés en un año 6,300 pesos y existen 11 millones de personas que tienen un crédito al consumo.

Por otra parte, hay 15 millones de mexicanos que ahorran en el sistema financiero tradicional, quienes por sus inversiones obtendrán apenas 3% en promedio.

“A los solicitantes de crédito en promedio les cobramos 18% de intereses, que dependerá del perfil de riesgo del solicitante, contra 63% del mercado y a los inversionistas les entregamos un rendimiento neto promedio, es decir, libre de comisiones e impago de 15%”.

La solicitud se hace en línea y si se cuenta con los documentos en formato digital (comprobante de identidad, ingresos, dos referencias personales y autorización para checar el historial crediticio) en 15 minutos concluye el registro, después de 24 horas se aprueba y entra a proceso de fondeo con los inversionistas, el tiempo dependerá del monto de crédito..

Por ejemplo, si alguien solicita 10,000 pesos, en menos de 24 horas se logrará el fondeo, pero si alguien pide 100,000, en un plazo de 10 días podría lograrse.

Los montos de crédito van desde 10,000 hasta 300,000 pesos y depende del nivel de ingreso de las personas; sin embargo, el monto promedio es de 75,000 pesos. “Típicamente prestamos entre tres y cuatro meses del sueldo de la gente”.

Cobro vía nómina

Para facilitarle a las personas el pago y asegurarle a las fondeadores la inversión, se creó el cobro vía nómina, que funciona a través de acuerdos de colaboración con empresas, que a la fecha suman más de 10, entre ellas se encuentra la consultoría PriceWaterhouseCoopers.

Juan Carlos explicó que una vez que se tiene el convenio de colaboración con la empresa, el área de Recursos Humanos descuenta el monto directamente de la nómina del solicitante del crédito. “Es decir, en lugar de depositarle, por ejemplo, a Juan Pérez 15,000 pesos, le va a depositar 12,000 pesos y la diferencia nos la va a depositar, para que a su vez nosotros distribuyamos el pago a los distintos inversionistas que fondearon la solicitud de crédito”.

A la fecha, 30% del total de créditos se cobran por esta modalidad, ello le brinda seguridad al inversionista porque el riesgo es mucho menos. “Para este tipo de créditos la cartera vencida es de 0%; por otro lado, para el solicitante es muy cómodo porque no tiene que preocuparse por la fecha de pago”.

Retos a los que se han enfrentado

“Emprender no es fácil, uno se enfrenta a obstáculos, y si es en servicios financieros es un doble obstáculo (...) El dinero, junto con la salud, es donde somos más celosos, en ese sentido nos tomamos muy en serio el papel de los emprendedores”, mencionó Juan Pablo.

La empresa que lleva tres años en el mercado ha crecido exponencialmente; tan sólo de agosto del 2017 al mismo mes del 2018 los créditos aprobados crecieron 300 por ciento. “Estamos creciendo a tasas galopantes”.

El Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa dice que 80% de las startups sobreviven los primeros dos años, a ello se le llama el valle de la muerte. “Nuestros primeros años fueron difíciles, afortunadamente con una serie de adecuaciones a nuestro modelo de negocio, como conocer a los clientes, mejorar el proceso de inversión, tecnología y capital humano, la adopción y la confianza de nuestros usuarios ha permitido que hoy podamos hablar de un crecimiento de 300%”.

“Al final del día presentamos una opción distinta a la de los jugadores tradicionales. Algunas veces los modelos de negocio tienen que romper paradigmas y luchar contra viento y marea cuando (un sistema) está muy establecido y penetrado, como los servicios financieros tradicionales”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario