Spider Fleet, la tecnología se pone al volante

Foto EE: Archivo

Un percance automovilístico le costó al transportista Jorge Rodríguez varias horas perdidas en el tráfico, esperando a la aseguradora, y la cancelación de una orden de entrega de mercancía en un centro logístico, al que debía llegar una hora antes de ocurrido el incidente.

Se trata de una situación que se repite constantemente y que suele ser un problema para los responsables de flotillas de autotransporte: conductores con malos hábitos de manejo, que dejan pérdidas considerables a las empresas, ya sea en consumo de combustible y otros insumos.

“Conducir mal puede pegar hasta 25% en los gastos operativos: en el exceso de velocidad se gasta 20 a 30% más gasolina; 95% de los accidentes son ocasionados por errores humanos, manejar bien puede reducir hasta 60% la frecuencia de accidentes, y eso es un ahorro en costos materiales, humanos y jurídicos para las empresas… Al no cuidar adecuadamente los vehículos, reduces hasta 50% su vida útil”, señala Jesús Munguía de Gante, director de Spider Fleet.

Spider Fleet es una startup integrada por cinco ingenieros, quienes idearon un dispositivo que conectan a la computadora del vehículo para conocer la forma en cómo el operador está conduciendo la unidad, y esa información se traduce en ahorros para los transportistas.

“Queremos llevar a las flotillas a un siguiente nivel, decirle al dueño dónde está el vehículo, cómo lo están manejando y darle herramientas para que pueda corregirlo. Las soluciones actuales arrojan muchísimos datos y los fleet managers deben lidiar con ellos, lo que llega a ser abrumador, lo que queremos nosotros es hacer una solución simple que diga cuánto estás perdiendo en dinero y cómo puedes ahorrarlo”.

Spider Fleet tiene su base en Puebla, se constituyó hace seis meses como empresa y su dispositivo está en fase de pruebas piloto en ocho empresas transportistas de Puebla y dos más de Monterrey. Su nicho, explica Munguía de Gante, son las flotillas urbanas de transporte utilitario.

“Estamos poniendo énfasis en la experiencia del usuario. Nos dimos cuenta que de nada sirve tener un sistema supercompleto, con una infinidad de reportes, menús y botones, si el transportista nunca lo vas a ver, o lo va a hacer cada semana. Estamos simplificando muchísimo nuestro sistema, a algo superdigerido, que trabajará con un sistema de alarmas o mensajes, y la aplicación móvil”, expone el emprendedor.

LA EVANGELIZACIÓN

Como suele pasar, las personas adoptan la tecnología a su rutina diaria, pero les cuesta trabaja adaptarla a su labor profesional. El autotransporte no es ajeno a esta dinámica, por ello el trabajo de Spider Fleet también tiene que ver con la evagelización de la TIC.

“La innovación tiene una parte muy bonita, que es lo nuevo, lo que se ve bien, pero hay otro aspecto importante que es la aceptación. Hay una culturización que se debe hacer para abrazar este tipo de tecnología, hay conductas que queremos cambiar”, comenta.

Una de esas conductas que Spider Fleet quiere cambiar es el señalamiento hacia el chofer por una mala conducción. Se trata de “darle una herramienta al conductor, por medio de una aplicación móvil, para que éste vea en tiempo real cómo está manejando, en qué se equivoca y cómo puede mejorar”, detalla.

Esta dinámica no es contraria al esquema just in time en el que trabajan muchos transportistas. “Hay estudios que indican que, con una correcta planificación logística puedes cumplir al 100% con tus metas de entrega y con el cuidado de tus unidades”.

Jesús Munguía indica que el enfoque de Spider Fleet es preventivo y el mensaje que quieren transmitir hacia los clientes es que al no cuidar adecuadamente sus vehículos reducen en 50% la vida útil de estos. Para ello, darán un mes de prueba del dispositivo para que vayan conociendo sus beneficios.

FINANCIAMIENTO

La joven empresa surgió con el apoyo de familiares, amigos y con los ahorros de los fundadores. Está a la espera del apoyo del Inadem (Instituto Nacional del Emprendedor) tras aplicar a la convocatoria 3.3 Impulso a emprendedores y empresas mediante el programa de emprendimiento de alto impacto. También buscan una ronda de capital semilla por 150,000 dólares, que les ayudará a potenciar su crecimiento.

Cuenta también con el apoyo de una incubadora en Monterrey, que tiene una participación de la empresa y recientemente recibieron mentoría bajo el programa Lean Startup, en la Universidad Anáhuac.

Sobre el precio del dispositivo, Munguía de Gante comenta: “Manejamos dos esquemas, uno en el que adquieres el hardware por 1,600 pesos; usamos la red 3G y por esta renta, que varía en función de la flotilla, cobramos entre 249 y 349 pesos mensuales por unidad. Somos flexibles a la hora de acoplarnos al presupuesto del dueño”, finaliza el emprendedor.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.