Someone Somewhere recibe inversión de DILA Capital, busca llega a EU

Fátima Álvarez, cofundadora de Someone Somewhere. Foto EE: Erick Lugo

La empresa mexicana Someone Somewhere, que diseña ropa con bordados artesanales, cerró una ronda de inversión liderada por DILA Capital, un fondo de capital de riesgo con sede en la Ciudad de México que invierte en empresas líderes en etapa Semilla y Series A, en México y América Latina.

En la ronda también participaron PSM, GBM Ventures, Soldiers Field Angels, Unreasonable Capital y Kalei Ventures y aunque no se precisó en el monto financiado, la startup mexicana utilizará el recurso para su expansión en Estados Unidos.

El año pasado, Fátima Álvarez, cofundadora de Someone Somewhere externo su interés por llevar la marca al país del norte, pues ya había un primer acercamiento al llevar un concepto de Pop Up Store, que fue bien recibido.

Someone Somewhere se caracteriza por su sentido social, al brindarles a las artesanas mexicanas un medio para comercializar sus bordados y recibir un pago justo por su trabajo., así como el reconocimiento de su trabajo, al sellar cada prenda con el nombre del bordador.

A la fecha se trabaja con más de 200 artesanos de diversas comunidades de Puebla, Chiapas, Estado de México, Oaxaca e Hidalgo.

El medio de comercialización es a través de su página web y sus cuatro boutiques ubicadas en la Ciudad de México, y en tiendas departamentales en todo el país.

"Someone Somewhere está ejecutando una extraordinaria estrategia omnicanal para vender sus productos únicos en México. Estamos muy emocionados de ver lo que este sobresaliente equipo puede hacer en el mercado estadounidense. El enfoque de impacto social de la compañía combinado con la excelente calidad de sus productos y diseños van a ser un gran éxito", comentó Alejandro Diez Barroso, socio director de DILA Capital.

Inversiones previas

Someone Somewhere ha recibido inversiones en otras ocasiones, primero recibió aceleración por parte de Unresonable, donde los emprendedores pasaron dos meses en Aguascalientes y partir de mentorías y asesorías definieron el mercado y modelo de negocios.

Después la empresa recibió más de 2 millones de pesos de inversión por parte de Promotora, GBM, Unreasonable Capital y el Inadem.

También lanzaron una campaña en Kickstarter por la cual levantó más de un millón de pesos, por lo que fue consideradas la tercera campaña de crowdfunding más fondeada en la historia de México.

En 2018 la startup abrió una pequeña tienda en Los Ángeles por tres meses, con la intención de conocer el mercado estadounidense.

El su primer año la empresa vendió un millón de pesos y ha mantenido un crecimiento constante.

CRÉDITO: 
Redacción