Seda artificial resistente como el acero

Foto: Cortesía

A las afueras de Múnich, en el "suburbio de la ciencia" de Martinsried, se está fabricando seda a partir de bacterias. Una pequeña empresa de biotecnología industrial llamada AMSilk, fundada en 2008 y que cuenta con alrededor de 30 empleados, ha desarrollado una forma de producir seda de araña sintética manipulando genéticamente bacterias de E. coli.

Basándose en técnicas de fermentación tradicionales ya establecidas en la industria química, las bacterias se mejoran con ADN de seda de araña modificado y programado para producir fibroína (la materia prima de la seda) en grandes biorreactores. Esta materia prima es tratada después mediante procesos de purificación patentados. El resultado es un polvo blanco seco que se usa en varios de los productos de AMSilk. El proceso se inspiró en la investigación de Thomas Scheibel, profesor de Biomateriales en la Universidad de Bayreuth.

AMSilk llama al producto sintético Biosteel [acero bio] "Se trata de sacar lo mejor de la naturaleza y usarlo en la producción a escala industrial", dice el director general Jens Klein. A diferencia de la versión de laboratorio, la seda de araña natural no se puede producir a nivel industrial y su calidad fluctúa.

Biosteel es resistente al calor, cuatro veces más duro que el acero y tres veces más elástico que las telas de araña. También es más suave al tacto y más flexible. Y sobre todo, es 100% biodegradable.

Los nuevos materiales sostenibles son un tema candente en la industria de la confección en Alemania, especialmente en el sector de los productos deportivos y para exteriores. Los clientes quieren ropa funcional, duradera, que se seque rápidamente y no dejarán de pagar unos pocos cientos de euros por una chaqueta fabricada de forma respetuosa con el medio ambiente.

AMSilk ha terminado su investigación y desarrollo, pero aún tiene pendiente la fase de comercialización. Klein dice que la compañía está hablando con varios socios potenciales, incluyendo Adidas. Hace unos meses en Nueva York, el fabricante de artículos deportivos presentó el prototipo de un calzado fabricado con Biosteel. El modelo Futurecraft Biofabric contiene 100% de materiales biodegradables, con la parte superior hecha completamente de fibras de Biosteel. Trabajar con AMSilk "nos permite alcanzar un grado incomparablemente alto de sostenibilidad", declaró James Carnes, vicepresidente de estrategia global de marcas de Adidas; y la compañía está estudiando cómo usar Biosteel a mayor escala.

Aunque AMSilk tiene dos docenas de patentes, el riesgo de los competidores es muy real, ya que una serie de startups están trabajando en desarrollos similares. The North Face ha desarrollado una parka hecha de seda de araña artificial con la startup japonesa Spiber Inc. Sin embargo, estos proyectos se han mantenido en la fase piloto, diseñados para mostrar lo que es posible, ya que el material tiene un precio elevado.

Las opiniones sobre si las variantes de la seda sintética conquistarán el mercado o no son muy diversas. Para AMSilk, la producción sigue siendo costosa, especialmente para una empresa que actualmente produce en pequeñas cantidades. La empresa alemana espera que la expansión de la producción a escala industrial reduzca los costes.

Argumentan que, en comparación con otras fibras, Biosteel agrega valor a los productos de alto rendimiento y que, cuando se produzca a mayor escala, su producto será competitivo con las fibras comunes utilizadas en la industria del calzado o prendas de vestir.

AMSilk está financiada por dos inversores institucionales, AT Newtec y Fondos MIG. En total, la tecnología de la empresa ha atraído inversiones de decenas de millones de euros. Estratégicamente, la compañía necesita desarrollar más usos para su seda, como productos químicos especiales. Está colaborando con la empresa médica y de cosmética suiza Rahn AG para producir una gama de productos para el cuidado de la piel y también está planeando comenzar a trabajar con implantes humanos.

Klein se muestra seguro: "Dentro de unos años, podremos recorrer las secciones textiles, deportivas o cosméticas de los grandes almacenes y encontrar nuestros productos en todas partes".

CRÉDITO: 
Axel Höpner / Handelsblatt / Alemania

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.