Sector de mascotas, oportunidad de emprendimiento

Andrea Pérez creó Cleto el Influencer por el amor a su perrito Cleto. Foto: Especial

Los perros y gatos son los compañeros preferidos, en quienes se gastan de 300 a 800 pesos solo en alimento.

El amor que se puede sentir por una mascota es tan grande que se busca cuidarla de la mejor forma, darle una vida digna y sobre todo, mucho cariño. Es eso que el sector de mascotas ha crecido y creado nuevos emprendedores.

Andrea Pérez es una de ellas, quien creó su negocio Cleto el Influencer, dedicado a la venta de ropa, accesorios y alimento para perros, y que nació por el amor a su perro Cleto al crearle una cuenta en Instagram para publicar sus aventuras.

En entrevista con El Economista, Andrea relató que Cleto el Influencer nació durante la pandemia, después de perder su empleo en finanzas en un fondo de capital privado. Si bien siempre se dedicó a ese sector, no sentía pasión como ahora que diseña ropa y accesorios para perritos.

“Soy mucho más feliz, trabajo más que nunca y siento más responsabilidad, pero me llena más. No me hallaba en ninguna chamba y llegas a pensar que eres tú, que algo te falta para seguir creciendo en tu carrera, y a veces solo se necesita una introspección para descubrir que tienes un camino diferente. Cuando te llega la oportunidad, tómala, aprende y explórala”, declaró.

Así, con sus ahorros y de su hermano y socio Ricardo Pérez, arrancó el negocio. El primer paso fue el diseño de prendas, las cuales son confeccionadas por una familia en Puebla y actualmente también venden correas, juguetes, camas y alimentos.

Los reyes del hogar

De acuerdo con el Inegi, en México 70% de los hogares mexicanos tiene una mascota, unos 80 millones de animales, de los cuales 43.8 millones son perros, 16.2 gatos y 20 millones otras especies.

“Muchas clínicas tienen especialistas en mascotas no tradicionales que atienden hurones, erizos, serpientes, conejos, cuyos que son los más comunes fuera de perros y gatos. También hemos visto un fenómeno interesante con cerdos vietnamitas o minipigs, y otros que traen gallinas que tienen el mismo trato que otro animal de compañía”, expuso Ernesto Ávila, vocero de Amascota, durante la presentación del estudio “Mercado potencial del alimento para mascotas 2021”.

Esto refleja el cambio de conducta hacía los animales, que se acentuó en la pandemia, ya que en e-commerce los consumidores de productos de mascotas crecieron 9%, así como alimentos y productos con 27%, indicó la Asociación Mexicana de Venta Online.

Nicolás Torino, vocero de Amascota, explicó que el alimento es el principal gasto con 60%, seguido de cuidados de salud y veterinario con 14%; productos de limpieza con 8%; estética, grooming o baño con 7%; snacks, premios o carnazas con 5%; accesorios como correas o collares con 5%, y juguetes con 1 por ciento.

Al comprar alimentos, el estudio de Amascota señala que 34% de las personas gasta entre 301 a 500 pesos; 22% más de 800 pesos; 19%, entre 501 y 800 pesos; y otro 19%, de 201 a 300 pesos, el principal es el de perritos que creció 2.4 veces.

“Las familias mexicanas prefieren razas pequeñas por las condiciones de vivienda; asimismo hay niveles más altos de adopción (pues se tiene más conciencia para evitar maltratos), producto de toda la labor que se ha hecho para fomentar esta acción en vez de comprar”, dijo.

Negocio en potencia

Para Andrea, este es un buen negocio, pese a que ha enfrentado críticas por “echar a la basura su carrera financiera” como le han dicho, y por problemas en logística; sin embargo, no cambiaría el camino que ha elegido.

Actualmente, la marca tiene presencia en su portal en línea, en Liverpool y marketplaces como Amazon, donde ha encontrado el apoyo para resolver sus problemas de logística. Su siguiente paso es consolidarse en México y seguir vendiendo a Estados Unidos, Canadá y sumar Centroamérica.

Mascotas-infograf-a

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario