Sal gourmet, el negocio que llega al anaquel

Pacific Salt es sal estilo gourmet que está dispobible en Walmart y Superama. Foto: Shutterstock

La sal es uno de los aditivos alimentarios favoritos de los mexicanos, quienes por su sabor la agregan a todo alimento posible, por ello es una buena opción para comenzar un negocio relacionado con ella.

Así lo pensó Rafael Ríos, originario de Cuyutlán, Colima, municipio famoso por la producción de sal y que lo inspiró a hacer del aditivo algo diferente a lo cotidiano, de buena calidad y con precio accesible.

Por años, Rafael ha estado relacionado con la producción de sal artesanal, pero desde enero del 2014, comenzó un nuevo proyecto: Pacific Salt, sal estilo gourmet que cautivará hasta los más difíciles paladares.

“Iniciamos por la necesidad de tener un producto de mejor calidad y costo más razonable que otros. Queríamos entrar a un mercado donde se apreciara la calidad de lo 100% natural y gourmet”, dijo en entrevista con El Economista.

Detalló que la sal es gourmet por su producción. Existen dos tipos de sal: de mina (originalmente era de mar pero quedó estancada) y de mar (se obtiene por el asoleo de aguas y evaporación de las mismas).

Su proceso es completamente artesanal e inicia al recolectar sal joven, que se cristaliza desde el primer día y cuya principal característica es ser más soluble al agua, suave y tener menor cantidad de sodio, así como mayores niveles de minerales. También tiene una pequeña gota de humedad que le da mejor sabor.

Si la sal se deja asolear más, la producción es mayor, pero la calidad menor y eso es lo que Rafael quería cambiar. Aunque con su método la cantidad obtenida es menor, la calidad es mucho mayor.

“Ese tipo de sal se solidifica y desplaza otros minerales, queda más dura, alta en sodio, no es tan soluble y tiene un sabor hasta amargo. Eso es lo que queríamos evitar”.

Por su proceso, cuentan con una certificación de calidad alimentaria.

Adopta una Pyme

Pacific Salt ha exportado a Estados Unidos, pero también se comercializa en tiendas gourmet y recientemente en Walmart y Superama, gracias a su participación en Adopta una Pyme, organizado por la cadena de supermercados.

Rafael narró que Walmart fue quien los invitó a participar, algo que les ayudó a crecer su negocio.

Al comienzo, su principal reto era la logística, pues, como él confiesa, “somos expertos en producción, no en lo demás”, pero con ayuda del programa han mejorado y tienen presencia en la república.

“Desde que ingresamos, las ventas mejoraron cerca de 50% y somos más conocidos. Ahora queremos llegar también a tiendas Aurrera, dando un producto de calidad a un precio justo”, expuso.

El producto en tienda es de 770 gramos a menos de 40 pesos.

Gracias a la empresa, emplean a 15 personas todo el año y otras 15 o más en la época de zafra (de diciembre a mayo), cuando están las condiciones para producir sal.

Otra meta es llegar a Europa. El objetivo es que otros países sepan lo bueno que se produce en México.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario