Una ruta de exquisito sabor

Halagar el paladar de sus comensales con un nuevo concepto en vinos, es la premisa que le ha dado éxito a La Route des Vins.

Albergado en la ciudad de Puebla, este restaurante busca compartir al resto del país, el sabor, la elegancia y la calidez que la ha valido la aprobación de sus clientes y visitantes.

Durante el año 2007 el consumo de vino en México aumentó 20%, lo cual demuestra que las oportunidades de nuevos negocios y clientes en este sector es amplia, en especial en el sector de restaurantes.

Asimismo, un creciente interés por el consumo de esta bebida, y la llegada de diversas opciones, ofrece un panorama atractivo para quien desee incursionar en este sector.

Entrevistado por El Economista, Matthijs De Kool, franquiciante del restaurante La Route des Vins (La ruta de los vinos) dijo que "el consumo de esta bebida está en una etapa inicial y con una buena perspectiva de crecimiento".

El empresario, estimó que el número de consumidores mexicanos es de 700,000 personas, quienes compran 80% de la producción vinícola nacional.

De acuerdo con De Kool, la tendencia vinícola en Puebla, lugar donde tiene su restaurante, es hacia los vinos españoles por la presencia de la colonia española en este lugar.

En tanto que el vino el mexicano tiene cada vez más auge, por lo que se debe impulsar con mayor fuerza. Otros vinos con bastante aceptación son los chilenos y los argentinos.

Con menos consumo está en cuarto lugar el vino francés, principalmente porque "es más caro que los demás, lo que hace difícil su venta por volumen", agregó.

Un negocio con éxito
La historia de la franquicia comenzó hace cinco años, cuando se inauguró un restaurante típico francés en la ciudad de Puebla con servicio de cocina francesa y una variedad de vinos.

Tres años después Matthijs De Kool confiado por el éxito del negocio y las solicitudes des clientes interesados por tener un restaurante decidió franquiciarlo. El concepto del restaurante combina un concepto casual para jóvenes y personas adultas que gustan de una cena y una buena copa de vino. la ambientación conjuga muebles modernos con detalles de una cava y botellas de vinos en todos los sitios.

"Nuestro perfil de inversionista es el de un joven empresario de entre 30 a 50 años de edad, no necesariamente con experiencia en restaurantes, pero sí es importante que tenga gusto de atender a los clientes y esté en el restaurante", explicó el entrevistado.

Se recomienda que la ubicación de la unidad sea en una zona semicomercial a residencial. La calle debe tener un tránsito intermedio y una zona para

La extensión mínima del local es de 200 metros cuadrados, en la que se instalarán un almacén, cocina, bodega, oficina, terraza, salón, barra y baños.

Cada restaurante trabaja con 16 a 20 empleados máximo, entre cocineros, ayudantes de cocina, meseros, garroteros, cajero y el gerente del restaurante.

La asesoría que ofrece la franquicia se da en un periodo una semana antes y después de la apertura de la unidad, en ella se enseña a los empleados las funciones que cada uno tendrá y al franquiciatario la administración del restaurante.

"Durante la capacitación se pone especial atención en el manejo y la promoción de las diferentes marcas de vinos que se venden", destaco el franquiciante.

Los planes para este 2008, "se centrarán en la promoción de la franquicia en las ciudades de México, Puebla, Querétaro, Oaxaca y Monterrey donde ya tenemos solicitudes de inversionistas", destacó Matthijs De Kool.
[email protected]

Promueven una nueva cultura
Inversión total 2 millones 500,000 pesos
Cuota de regalías: 5% sobre ventas mensuales.
Cuota de publicidad: 1.5% mensual.
Cuota inicial de franquicia es de 450,000 pesos.
Duración del contrato: 10 años
Retorno de inversión 24 a 26 meses.
Contacto:[email protected]

CRÉDITO: 
Omar Becerril Castillo