Rentabilidad o crecimiento, ¿en qué debe enfocarse el emprendedor?

Todo dependerá del tipo de emprendimiento que se tenga. Foto: Especial

Uno de los retos a los que se enfrentan los emprendedores es decidir alcanzar un punto de equilibrio en su negocio o crecer de aceleradamente, ya que por una parte el crecimiento seduce, el mantener una estabilidad puede ser la mejor opción, pero ¿cómo tomar la mejor decisión?

Jorge González Gasque, director general de G2 Momentum Capital, explica que al tener un negocio consolidado, lo mejor es obtener ganancias importantes y crecer a tasas moderadas, pero para el caso de un emprendimiento la decisión es un tanto más complicada porque se debe definir el tipo de empresa que se tenga.

“Es importante diferenciar el tipo de emprendimiento. Existen los negocios tradicionales del tipo Pyme que buscan alcanzar el punto de equilibrio y obtener ganancias en el corto plazo. Por otro lado, están las iniciativas de alto impacto donde la estrategia debe ser alcanzar todo su potencial a base de crecer exponencialmente”, dijo.

En el caso de un emprendimiento disruptivo, lo que se busca es convertirse en el próximo unicornio o algo cercano. Ahí se llega con grandes crecimientos en ventas, no a base de recortar y gastar menos.

Si el modelo de negocio es de alto impacto y los unit economics son rentables (que cada operación y transacción genera ganancias), la opción es seguir creciendo aceleradamente. A pesar de que en el corto plazo no se generen utilidades para los inversionistas.

“Para ello, es necesario salir a buscar inversionistas para mantener viva a la empresa y que pueda seguir ese camino. Desde luego, la visión debe estar alineada con la de los inversionistas, pues en esto también los hay de todos tipos”, subrayó.

Detalló que algunos inversionistas están esperando rápidos retornos y otros tienen la paciencia para esperar a que la empresa detone su potencial, mientras que otros prefieren que una compañía siga creciendo, no quieren conformismos y buscan empresas que tienen el potencial de ser relevante en su mercado, a pesar de los riesgos que esto conlleva.

Cuando no se tiene la habilidad para conseguir dinero de inversionistas, es necesario que los emprendedores lo aprendan porque van a hacerlo todo el tiempo. Entender las necesidades de los inversionistas y saber elegirlos, es indispensable para los emprendimientos de alto impacto. La curva de crecimiento apalancado por inversión dependerá de la habilidad de obtener fondos en cada etapa del desarrollo de la compañía.

No se trata de emprender para perder dinero. Las startups pasan por una etapa en la que el crecimiento requiere una continua inversión en gastos que se observan como pérdidas, hasta que el volumen de la empresa sea tan importante que permita su consolidación y, con ello, girar hacia una estrategia de generación de utilidades óptimo.

“Empresas como Amazon y Facebook tuvieron pérdidas mucho tiempo, pero el negocio era bueno unitariamente, así que llegó el punto en el que los ingresos superaron a los gastos y en gran forma. Uber, Airbnb o Rappi son startups que no han generado ganancias hasta ahora; sin embargo, ante la rentabilidad de los unit economics y su alto impacto en el mercado, los inversionistas están animados de que podrán alcanzar muy altos retornos en el futuro”, recalcó Jorge González.

Por el otro lado, la elección de alcanzar el punto de equilibrio significa dejar de levantar capital, generar ganancias, sobrevivir y seguir adelante. Estos conceptos se traducen, en el corto plazo, en operaciones rentables y una mayor tranquilidad para los inversionistas conservadores e incluso para los fundadores, pero posiblemente se esté sacrificando el valor futuro de la empresa.

“La principal desventaja de esta elección para las startups, es que llegará el día en que aparezca la competencia que, con una estrategia de crecimiento, acabará por llevarse a tus clientes y eliminarte del mercado”, sentenció el experto.

Lo más importante, finalizó, es que los emprendedores piensen en cosas que realmente sean transformadoras. Si realmente lo son, van a encontrar inversionistas dispuestos a ayudarles hasta alcanzar el punto de equilibrio deseado.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario