Recuperación de la ocupación en México se muestra lenta: ENOE

Se registraron 2.8 millones de personas desocupadas. Foto: Especial

Al tercer trimestre del 2020, en términos absolutos, se registraron 2.8 millones de personas desocupadas, un monto superior en 622,000 personas comparado con el tercer trimestre de 2019, revela la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“Los resultados del levantamiento de la ENOE del tercer trimestre de 2020 muestran una lenta recuperación de la ocupación, que está todavía por debajo de los niveles previos a la pandemia”, indica el estudio.

El reporte destaca que la caída de ocupación es principalmente en el sector terciario, con una disminución de 3 millones de personas a diferencia de 2019, aunque su participación en el mercado se sitúa en 60.7 por ciento. Los sectores más afectados son los de alojamiento, servicios, comercio y restaurantes, que perdieron 1.1 millones de personas cada uno.

De igual manera se registra una pérdida de empleos de tiempo completo, disminución de la ocupación en los micronegocios y en condiciones de informalidad, así como un aumento de la desocupación, la subocupación y en la ocupación en situación crítica.

De julio a septiembre del presente año, la población ocupada fue de 51 millones de personas, 4.2 millones de personas menos en comparación de 2019, mientras que para el tercer trimestre, se redujeron 3.6 millones de personas, una tasa de participación económica e 55.5% respecto a la población de 15 años y más.

Dentro de las personas activas, 72.6% son hombres y 39.9% mujeres, porcentajes que se redujeron en cinco puntos porcentuales respecto al trimestre del año anterior.

Al analizar el porcentaje más elevado en las tasas de condiciones críticas de ocupación, Chiapas destacó con 46.8%, seguido de Tlaxcala con 32.6% y Campeche con 30.8 por ciento.

Jalisco con 12.1%, Sinaloa y Nuevo León con 13.1% cada una y Querétaro con 14.9%, reportaron niveles inferiores de ocupación en situación crítica en materia de ingresos y horas trabajadas.

Aumenta informalidad

La reducción de los empleos también ha derivado en un aumento de informalidad, principalmente en los estados de Guerrero (78.5%), Oaxaca (76.6%) y Chiapas (74.3%). En contraste, las de menos índices son Nuevo León con 35.4%, Chihuahua con 36.6% y Coahuila de Zaragoza con 36.9 por ciento.

Las zonas rurales suman una tasa de informalidad de 79%, mientras que la tasa de trabajo asalariado es de 50.7 por ciento. En cambio, las zonas urbanizadas tienen una tasa de informalidad de 40.5% y tasa de trabajo de 72.4 por ciento.

Una de las razones de esto es no encontrar empleo. Tan sólo en el último mes, la población que está sin trabajar y que estuvo buscando trabajo fue de 5.1%, porcentaje que en igual periodo del año anterior fue de 3.7 por ciento.

Sobre la población subordinada y remunerada, el porcentaje registrado es de 68.7% del total de la población ocupada, además que 22.3% trabaja por cuenta propia, que si bien puede ser buen índice, representa una reducción de 2.4 millones y 1.1 millones, respectivamente.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario