¿Por qué el mundo necesita emprendimiento sustentable?

Los emprendedores pueden crear negocios responsables desde el comienzo. Foto: Especial

Los emprendedores pueden crear modelos desde cero que cuiden y atiendan problemáticas como deterioro ambiental.

El tema de la sustentabilidad ya no es una opción para las organizaciones, más que nunca es fundamental, tanto por el cuidado ambiental como por la parte económica. Muestra de ello es que el índice de precios de consumo sustentable (IPC Sustentable), registra un rendimiento acumulado de 36.90%, desde 2011 (cuando se lanzó) hasta el 28 de enero de 2020.

En el desarrollo de empresas sustentables, los emprendedores tienen un papel primordial, ya que pueden crear negocios responsables desde el comienzo y establecer su modelo de negocios con base en las necesidades del entorno en donde se desarrollen.

Ejemplo de emprendedor consciente es Yonatan Okón, quien en 2004 creó su negocio Orígenes Orgánicos, dedicado a la venta de productos naturales, orgánicos y saludables, que nació tras valorar la situación ecológica y de alimentación que actualmente se vive.

“La idea surgió con el fin de tener todo orgánico: alimentos sin conservadores, plaguicidas, sin el uso de aguas negras en los campos y que cuiden al planeta, pero con el tiempo el concepto se ha ido ampliando”, narró en entrevista con El Economista.

Detalló que la misión del negocio se expandió al cuidado de los bosques y de diversas regiones naturales, así como de la salud. Por ello, el negocio ya no solo es de productos orgánicos, sino que se enfoca en el cuidado ambiental y de la salud de los mexicanos.

Entre sus principales objetivos está el promover el consumo local, algo vital para reactivar la economía en estos momentos de pandemia. A la fecha, cuenta con 100 proveedores, pequeños productores con certificaciones de productos orgánicos o que cumplen con las regulaciones de alimentos saludables, por ejemplo, poco contenido de azúcares o grasas, entre otros parámetros.

La base del emprendimiento

De acuerdo con el informe Brundtland, emitido en 1987 ante el deterioro de la capa de ozono, calentamiento global y otros problemas medioambientales, el desarrollo sostenible satisface las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer a las generaciones futuras, es decir, actuar bien para no dañar ni acabarse los recursos que permitirán la vida en el futuro.

Por ello, 100% de las organizaciones considera relevante y crítica la sostenibilidad, por lo que 43% conversa sobre el tema en sus consejos de administración y comités, revela el reporte de Desarrollo Sostenible en México 2020, realizado por la consultora KMPG.

Para los emprendedores sostenibles, este pilar es su modelo de negocio.

En esta situación están Mariana Navarro y su mamá Marcela, quienes hace cinco años comenzaron su negocio Maralgui, bolsas de moda, mochilas y accesorios hechos de papel reciclado.

“Comenzamos en la cocina de mi casa con una máquina de coser y nuestro objetivo era quitar la idea de que las bolsas ecológicas solo son las famosas de color verde o que son de mala calidad. Queríamos hacer algo que se usara a diario, bien hecho, durara lo mismo que otros productos y fuera amigable con el medio ambiente”, narró Mariana.

Así, diseñaron un proceso de reutilización del papel que se comprime y es resistente al agua. Al comienzo hicieron pruebas con los costales y al ver la calidad que se asemejaba con la piel, en relación a firmeza y calidad, comenzaron la producción de las bolsas de moda.

Anualmente, en México se tiran 22 millones de toneladas de papel que si se reciclar, se rescataría 33% de la energía necesaria para producirlo, así como 28,000 litros de agua y 17 árboles. Además, el papel tiene una vida de reciclaje estimada de siete veces, revelan datos del Tecnológico de Monterrey.

Cuando Mariana recicla, utiliza pliegos de 1.50 metros por 1.50 metros que permiten crear cuatro bolsas de tamaño mediano. Si se considera que al mes hace 500 ventas en promedio, cada 30 días le da una nueva vida a 125 piezas grandes de papel y a 1,500 al año.

Aumentar presencia

Sobre la ejecución de la sostenibilidad en la organización, 36% no cuenta con un área dedicada al tema, sino que se asigna a diversas áreas, además que 75% no genera un reporte del tema.

Asimismo, 17% incluye el término de sostenibilidad en su organización de forma parcial, solo para aspectos económicos y ambientales, y 27% no lo hace, aunque la situación puede cambiar por los efectos del Covid-19.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario