Pymes, clave para lograr los objetivos del Pacto Mundial

Martha Herrera, presidenta de la Red Mexicana de Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Foto: Especial

Las pequeñas empresas y el emprendimiento son esenciales para que la Agenda 2030 se cumpla

Reducir la pobreza, la desigualdad, cuidar el medio ambiente y tener mejores condiciones de vida de la población, son las principales directrices del Pacto Mundial; sin embargo, los avances son lentos y si se continúa como hasta ahora, los objetivos establecidos en la Agenda 2030 no se cumplirán.

Para lograrlo, se requiere que la sociedad civil, el sector privado y las autoridades creen sinergias. En este aspecto, es necesario profundizar en el rol de las pequeñas y medianas empresas, que generan alrededor de 78% del empleo del país y aportan 52% del Producto Interno Bruto, mencionó Martha Herrera, presidenta de la Red Mexicana de Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

“Queremos que se acelere el paso, estos cuatro años han habido algunos avances, algunos que van en el camino, pero si seguimos a este ritmo no vamos a lograr cumplir con los objetivos”, precisó la también directora de negocios responsables de Cemex.

Durante el evento Transformando Objetivos Globales en metas locales realizado en Cancún, Quintana Roo, empresarios y gobierno hicieron un llamado a la sinergia para la contribución a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 y se destacó el papel de las pequeñas y medianas empresas como clave para asegurar la prosperidad de los territorios, generar empleo, ofrecer oportunidades de formación y desarrollo.

Para José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, (Concanaco) el principal reto es que en las organizaciones permee el concepto de desarrollo sostenible, porque existe una ignorancia en el tema, un desconocimiento, y los empresarios no encuentran la manera en la que pueden participar.

“Suena a algo muy romántico, propio de discursos y conferencias, propio de políticos y gobernantes, y no lo hacen suyo. El esfuerzo que hacen el gobierno y la presidencia, sino son aislados, cuando menos no están conectados con quienes podría potencializarse”, puntualizó López.

Otro gran reto que enfatizó el mandatario es la necesidad de la coordinación, colaboración e interlocución, es decir, encontrar una vinculación entre empresas y gobierno, porque “poco sirve que se transmita asertivamente, si no hay una estructura que le dé continuidad, que evalué los procesos paso a paso y ajuste lo que necesariamente se va a tener que llevar a cabo para que se consigan las metas”.

López dijo que la Concanaco ya trabaja en la difusión de los ODS entre sus agremiados, principalmente, en garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna, así como construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible, y fomentar la innovación.

Durante el evento, Gemma Santana, responsable de la agenda 2030 de la oficina de la presidencia, mencionó que las empresas requieren sumarse a cuatro objetivos principales: garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos; conservar y utilizar en forma sostenible los océanos y los mares; proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

“Los objetivos pueden ser tan simples como complejos, se trata de focalizar y meterle recursos y tiempos, interiorizarlo para que se vuelvan un hábito.


Adopción de los ODS

Los ODS son para las pymes no sólo un reto para alcanzar una gestión más sostenible, sino una oportunidad de negocio que les puede abrir las puertas de nuevos mercados y mejorar su eficiencia y reputación, lo que por ende, las llevaría a conseguir mejores resultados económicos.

De acuerdo con la Guía para pymes, ante los objetivos de desarrollo sostenible, incorporar los ODS requiere de un análisis previo, definir las prioridades y seleccionar los que ayuden a alcanzar las metas.

“Cada ODS tendrá diferente relevancia para cada empresa, en función de su sector y país de actuación. Esas prioridades se definen en función de los impactos positivos y negativos que ésta puede causar en los ODS, en todas sus operaciones, cadenas de valor y en las comunidades donde opera.

El emprendimiento también es pieza clave, pues es la innovación la que permitirá generar un cambio más rápido.

“Las empresas requieren apoyar el emprendimiento, tanto interno como externo y los emprendedores necesitan profesionalizarse, sumar a otro, crear alianzas y negocios con impacto social y ambiental”, finalizó Martha Herrera.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario