Una pyme con talento y patente

Foto EE: Hugo Salazar

La propiedad industrial es una inversión, no un gusto, señaló Gabriela León, directora y fundadora de Gresmex, empresa biotecnológica que cuenta con una molécula capaz de terminar con cualquier tipo de gérmenes, durante su participación en el foro de APEC: Pymes e Innovación.

La empresaria mencionó que cuando una pyme tiene una innovación y la patenta, esa innovación se convierte en un “activo intangible que ya no es tan cuestionado y la credibilidad de la tecnología pasa a otro escalón, al igual que los mecanismos de comercialización”.

Es decir, contar con una patente permite que la empresa crezca, se abra a otros mercados y asegure su futuro.

Gabriela León señala que la empresa acaba de firmar un contrato de distribución de contrato de distribución a 40 entidades de Asía.

El foro realizado en la Semana Nacional del Emprendedor tiene el objetivo de ofrecer herramientas para construir una estrategia de propiedad intelectual y fortalecer los vínculos entre los sectores académico, científico y empresarial.

Durante su participación, Miguel Ángel Margáin, director general del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), habló sobre la importancia de incentivar la interacción entre los pequeños empresarios, la propiedad intelectual como un objetivo prioritario en la región Asia-Pacífico y enfatizó: “Lograrlo requiere que las pymes estrechen sus lazos con los centros de investigación y los científicos, quienes muchas veces están alejados del ámbito comercial”.

Asimismo, Alejandro Delgado, presidente del Instituto Nacional del Emprendedor, destacó la necesidad de innovar e incrementar la tecnología para que las empresas puedan competir en el mercado. Además, señaló que la propiedad industrial debe ser parte de una estrategia que contribuya al fortalecimiento de la economía del país.

Propiedad Industrial

Miguel Ángel Margáin precisó que en México 70% de las patentes se otorga en un periodo de 2.5 a 2.8 años, mientras que a nivel mundial el tiempo estimado es de 3.5 años y la quinta parte de las solicitudes (21%) son en el ramo de la salud, 16% en productos farmacéuticos y 5% en tecnologías médicas.

En este sentido, la forma en que se redacta la patente es fundamental, debido a que se requiere que cada punto esté bien definido y que la respuesta a cada uno de los trámites sea con prontitud. Además, desde que se solicita la patente, la empresa o emprendedor está protegiendo su idea.

Finalizó afirmando que el tema de la propiedad intelectual en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte es de los más avanzados. En temas de marca se tiene un avance de 70%, mientras que en patentes, 20%, y en relación con tecnología e Internet, 25 por ciento.

Durante los dos días del foro, expertos nacionales e internacionales compartirán sus experiencias sobre cómo las pymes pueden incursionar en la innovación y los investigadores en el mundo de los negocios.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.