Prospera gana premio UBS al Emprendedor Social

Foto: Cortesía

Prospera Enlaces Comerciales fue la empresa social triunfadora de la undécima edición de Visionaris-Premio UBS al Emprendedor Social, que otorga el banco suizo en asociación con Ashoka, y que apoya la labor social con un reconocimiento económico superior a los 35,000 dólares.

Prospera es un empresa social mexicana fundada formalmente en 2010 por Gabriela Enrigue González, quien desde dos años antes comenzó a trabajar con madres solteras en situación de vulnerabilidad, es decir, que estaban desempleadas o con trabajados mal remunerados y horarios largos o nocturnos, o bien microempresarias con negocios que no eran rentables.

Junto con estas mujeres, Prospera desarrolla productos únicos para empresas como Starbucks o Kidzania, lo que convierte esos negocios poco rentables en empresas inclusivas con productos atractivos para el consumidor final.

Prospera inició actividades en Guadalajara y ha expandido su presencia a Monterrey y ciudad de México. La labor que realiza el equipo de 20 personas ha beneficiado a 6,500 mujeres.

UBS otorga el premio Visionaris desde el 2004, en ese tiempo ha premiado a 49 emprendedores sociales. Para la edición 2014, cuya convocatoria fue lanzada en febrero, recibió 42 aplicaciones, de los cuales resultaron cuatro finalistas, que recibieron 10,000 dólares por haber llegado a ese nivel.

“Los tres finalistas Vicente Fenoll de Kubo Financiero, Fermín Reygadas de Cántaro Azul y Javier Lozano de Clínicas del Azúcar y la ganadora Gabriela Enrigue de Prospera mostraron que llevar a cabo proyectos que impliquen impacto social no sólo consiste en desarrollar un modelo que funcione. Una vez que un emprendimiento social ha demostrado su eficacia, replicar el modelo operativo exitoso se vuelve imperativo”, resaltó durante la ceremonia de premiación Kai Grunauer, director para América Latina del equipo de Philanthropy Services & Values Based-Investing de UBS.

Durante la premiación, Armando Laborde, director de Ashoka México y Centroamérica destacó que el emprendedor social es alguien con la perseverancia necesaria para hacer realidad sus objetivos y que tiene una gran capacidad para innovar: “Todos podemos transformar el mundo, todos tenemos el potencial de ser agentes de cambio, el reto es ejercerlo. Por ello, UBS y Ashoka trabajan de la mano para apoyar a estos proyectos y lograr que sean sostenibles y escalables”.

Los tres finalistas de Visionaris recibieron 10,000 dólares. Asimismo, los emprendedores sociales galardonados, participaron en un seminario sobre relación con inversores sociales, evaluación del impacto y presentación de proyectos; estos son sólo algunos de los beneficios no-económicos del premio.

[email protected]

apr

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario