Productos mazahuas buscan mercado internacional

Foto: Especial

Operada por indígenas mazahuas, la empresa Productos Nutricionales de La Rosa, se ha posicionado en el mercado nacional de productos alimenticios tradicionales y presenta un crecimiento sostenido y sustentable.

Cada año, decenas de consumidores mexicanos llevan a su mesa productos elaborados por la artesana Belén Villegas Meza, propietaria de ese negocio, quien ha impulsado el gusto por el consumo del mole, granola, miel y dulces tradicionales, junto con un grupo de mujeres y hombres mazahuas.

“Productos Nutricionales de La Rosa se dedica a elaborar alimentos de manera artesanal, entre estos alimentos tenemos mole y granola que es horneada y caramelizada con miel”, explicó la empresaria de esta etnia.

Bajo el distintivo de calidad gourmet, logró con el apoyo de autoridades de Instituto Mexiquense del Emprendedor (IME), la capacitación y créditos para la compra de maquinaria, necesaria para el procesamiento de los insumos y su colocación en el mercado.

Con estos productos, Belén ha conquistado el paladar nacional y ahora tienen puesta la mirada en el mercado extranjero, pues, aseguró, cuentan con la calidad requerida para distribuirlos en el extranjero.

“Recibí diversos apoyos de dependencias del Gobierno Estatal, pero el detonante para crecer me lo hizo en 2007, Alfredo del Mazo Maza, cuando fue director del IME. Los apoyos me han servido porque aumentó la producción al llegar a 20 toneladas de mole y poder diversificar los productos para el público consumidor, también para generar más fuentes de empleo", afirmó.

Explicó que elaboran granola en diferentes presentaciones, mole, nueces dulces y saladas, miel de sabores y barras de cereal que venden a nivel nacional en restaurantes, hoteles, tiendas de autoservicio y naturistas.

A través de Productos Nutricionales de La Rosa, Belén emplea a mujeres y hombres mazahuas del norte del Estado de México, quienes viven en las proximidades de la cabecera municipal de San Felipe del Progreso.

Con base en su experiencia, esta emprendedora mexiquense animó, sobre todo a las mujeres, para acercarse a dependencias de gobierno y buscar apoyos si tienen ideas emprendedoras.

“Deben seguir adelante, si tienen un muy buen producto que ofrecer, deben echarle ganas porque los apoyos que dan las autoridades, sí permiten cambios de vida.

Ahora tenemos trabajo los 365 días del año, no tenemos que emigrar a otros lugares para conseguir nuestras fuentes de empleo”, destacó.

Asimismo, pidió a las autoridades y dependencias de gobierno a seguir apoyando proyectos en el Estado de México para que muchos de ellos sean exitosos y tengan un crecimiento en las condiciones de bienestar de las comunidades y de las familias.

CRÉDITO: 
Notimex