Presentan la nueva generación de Ashoka

Foto EE: Zyanya López

Como cada año, Ashoka México, Centroamérica y el Caribe dio a conocer a la nueva generación de emprendedores sociales que formará parte de esta red de emprendimiento internacional de la que recibirán capacitación, una amplia gama de contactos y recursos económicos hasta por tres años para desarrollar sus proyectos.

En las instalaciones del Museo Interactivo de Economía (MIDE), Celina de Sola, Sara Otterstorm, Gabriel Rivera, Paulina Campos y Christian Thornton, fueron presentados como los cinco nuevos emprendedores que, para Diego Díaz Martín, director de Ashoka México, Centroamérica y el Caribe, “están dispuestos a generar acciones para cambiar el entorno y a pesar de las dificultades y los retos, se han sabido acompañar de gente que cree y apoya sus ideas”.

El directivo aseguró que en esta generación, Ashoka encontró “emprendedores con criterio, apasionados, comprometidos con la comunidad; con iniciativas innovadoras, creativas y con impacto social”.

Glasswing. Celina de Sola, salvadoreña que en 2007 funda Glasswing, empresa que en alianza con el gobierno, la academia y la industria privada genera “redes de acción” para erradicar la violencia en Centroamérica. Con presencia en seis países diferentes, Celina y su equipo de trabajo desarrollan iniciativas según las necesidades de la comunidad, las cuales van desde talleres en escuelas, hasta la creación de centros comunitarios.

“Queremos conectar a la comunidad en un entorno cultural; hasta ahora hemos atendido a 750 clubes y mejorado en 85% el rendimiento escolar de los niños”, expuso Celina de Sola.

Paso Pacífico. Sara Otterstorm lidera Paso Pacífico, organización que por medio de actividades comunitarias, crea consciencia de la importancia de conservar el entorno natural. Sara explicó que “en colaboración con el gobierno y propietarios de tierras, transmitimos amor por la naturaleza en la vertiente Pacífica de Centroamérica, sembramos especies en peligro de extinción en fincas baldías, liberamos tortugas marinas, entre otras cosas”.

Altitud. Gracias a la labor de empoderamiento femenino que ha realizado en Nuevo León, Gabriel Rivera forma parte de la red de emprendedores Ashoka, y es que a través de su modelo de financiamiento en especie ha logrado que 326 microempresarias textiles adquieran su equipo propio de trabajo.

“El esquema no es entregar dinero, sino que certificamos y negociamos con empresas que venden activos para reducir los costos de sus productos (…) En esta primera fase hemos capacitado a 550 mujeres en temas de administración, finanzas e industria, por eso queremos levantar una ronda de inversión de 5,000 pesos que nos ayude a empoderar a 1,600 microempresarias más”, refirió Gabriel Rivera.

Fundación Hogares. La construcción de comunidades participativas que sean capaces de mejorar el entorno en el que viven es el objetivo de Paulina Campos, emprendedora social que a través de un modelo de tres ejes (organización vecinal, equipamiento comunitario y evaluación) ha logrado que en 170 conjuntos habitacionales, más de 910,715 personas se organicen y se capaciten para crear espacios de convivencia, de participación social y erradicar problemas como la violencia o la falta de servicios básicos como agua y luz. “Queremos invertir en la construcción de comunidades seguras”, comentó Paulina.

Xaquixe. Por medio del desarrollo de tecnologías, Christian Thornton utiliza energías alternativas para aplicación en vidrio y cerámica, actividades que impulsan el desarrollo socio-económico de los artesanos de Oaxaca. A través de talleres de profesionalización, los habitantes del estado se especializan en diferentes oficios y en el uso de la tecnología, lo que les permite ingresar a un mercado más competitivo.

“Con la instalación de un centro de educación queremos cambiar la visión de los artesanos para que aprendan a utilizar nuevas tecnologías”, refirió Christian Thornton.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López / El Empresario