Pocos emprendedores invierten en otros emprendedores del DF

Foto EE: Archivo

En la última década, el emprendimiento tecnológico en la ciudad de México vivió una explosión. De pasar de 43 empresas que fueron fundadas entre 1988 y 2007, en el 2014 se llegó a 119 empresas. Con este crecimiento se ha tejido una serie de conexiones de apoyo a otros emprendedores con redes de mentoría, inversión, fundador, inspiración y empleo.

Pero en este desarrollo persiste el desafío de lograr que los emprendedores exitosos generen el capital y redes de influencia que potencien las inversiones en el sector, concluyó el estudio "Efecto Multiplicador Ciudad de Mexico, Primera Investigación de Alto Impacto en el sector de Tecnología" elaborado por Endeavor México en colaboración con PwC y el Centro de Investigación en Iniciativa Empresarial (CiiE) del IPADE.

El estudio basado en 170 entrevistas a emprendedores de compañías fundadas en la ciudad de México del sector TIC reveló que sólo el 14% de las conexiones entre emprendedores son inversiones. El 50% de estas conexiones son de mentoría.

"Es necesario dirigir mayor inversión y fondeo hacia el sector. Hay un reducido grupo de inversionistas ángeles: 11 emprendedores tecnológicos en el Distrito Federal han hecho 27 inversiones en otros emprendedores pertenecientes al mismo sector", detalló el estudio presentado este jueves.

Estos inversionistas son clave en la generación y conformación de nuevos emprendimientos pues financian a startups que aún no son sujetos de recibir capital mediante fondos de inversión o instrumentos financieros como créditos bancarios.

"Esas inversiones se han dado principalmente en empresas incubadas en la ciudad de México. El modelo de incubación está funcionando para canalizar capital y recursos hacia estos emprendimientos", consideró Pilar Aguilar, directora general de Endeavor México.

El Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) los describe como inversionistas que por lo general fueron emprendedores que invierten a cambio de propiedad de las empresas, pero a la vez proveen de contactos y asesoría; y funcionan como un vehículo para atraer más inversionistas, proveedores y clientes.

"Es un elemento que en el ecosistema emprendedor está en fase de desarrollo. Directivos exitosos y emprendedor exitosos, ya no se diga familias de empresarios con un capital importante, ya no sólo han visto que conviene invertir en negocios inmobiliarios o franquicias. Resulta interesante y emocionante, y con un mayor impacto, canalizar buena parte de su patrimonio en el apoyo al emprendedor", explicó José Antonio Dávila, director del CiiE del IPADE.

El Estudio también identificó que sólo el 17% de los emprendedores son seriales (que han fundado más de una compañía) pero han generado un mayor impacto en el emprendimiento tecnológico de la ciudad de México pues han generado el 76% de los ingresos totales de las compañías y el 66% de los empleos.

Los cinco fantásticos

De acuerdo con el Estudio, las empresas tecnológicas que más han influenciado al ecosistema emprendedor capitalino por el número de conexiones desarrolladas dentro del ecosistema son: Fondeadora, fundada por Fernando Lelo de Larrea y Federico Antoni Loaeza; Adam Technologies, de Jorge Francisco González Gasque; Ncubo, de Sergio Rosengaus; BrandsClub México, de Eric Pérez-Grovas Aréchiga; y Bluemessaging, de Juan Vera González, Andrés Camilo Rodríguez y Silvanna Valencia.

"Hoy tenemos un grupo pequeño de cinco emprendedores que han influenciado prácticamente el 80% de las empresas de tecnología en México. Si no fuera por esas cmpañías, el 80% de esas compañías no existirían como las conocemos hoy", dijo Pilar Aguilar, de Endeavor.

Estas empresas tienen el potencial de detonar y crecer el emprendimiento TI en la capital del país como MercadoLibre de Hernán Kazah y Marcos Galperin; Patagon, de Wenceslao Casares; o De Remate de Alec Oxenford, lo hicieron en Argentina.

"Estas tres empresas generaron prácticamente el 80% de la siguiente generación de compañías en Buenos Aires. Estos emprendedores recibieron inversión y mentoría de estos primeros tres", dijo la directora de Endeavor México.

El emprendimiento tecnológico en México parece comenzar su ebullición pero aún falta camino por recorrer, donde el gobierno tendrá que ser un habilitador de las condiciones de un crecimiento que ha sido impulsado principalmente por privados.

José Antonio Quesada, socio líder de Clientes y Mercados de PwC México, dijo que el desarrollo de políticas públicas desde bursátiles hasta fiscales, que impulsen el emprendimiento y la innovación, servirán para dar forma y certeza a un ecosistema que ya arrancó su expansión.

"Llevamos 20 a 25 años hablando de la Bolsa Pyme o una forma de tener una Bolsa Nasdaq en México pero si no tenemos un esquema que sea oficial, te puedo decir que se va a dar de manera automática. Van a tener que hacer una regulación que no inhiba pero conduzca estos esfuerzos de una mejor forma, que permita tener desarrollos de manera ordenada o protegida", dijo.

[email protected]

CRÉDITO: 
Julio Sánchez Onofre