Pensar global y cancha pareja, los retos del emprendimiento

No sólo ver al norte, también al sur. Foto: Shutterstock

Te has preguntado ¿qué tiene de diferencia el emprendedor mexicano con los emprendedores de Latinoamérica? O ¿qué los une? De acuerdo con Fernando Mendivil, vicepresidente de la Asociación de Emprendedores de Latam, aunque a los emprendedores en la región los une los problemas en el sector educativo, salud y movilidad, la diferencia con el emprendedor mexicano es que falta pensar en global.

“Nos falta pensar en global, porque nuestro territorio y población a veces es suficiente para resolver un problema; sin embargo, un emprendedor chileno desde que surge lo hacen pensando en global, y ahí nos llevan ventaja porque desde el principio piensa en el mundo. No es una casualidad que en Argentina tengan cinco unicornios”, mencionó durante el quinto foro de México Economía Digital realizado en la Secretaría de Relaciones Exteriores.

“Hay que romper las barreras y que todo los emprendedores lo vean como una región, que en lugar de estar volteando para arriba, veamos hacia abajo porque ahí hay más oportunidad”.

Asimismo, mencionó que el principal reto del ecosistema es que todo funcione al mismo nivel, es decir, que gobierno, empresas e instituciones apoyen el emprendimiento.

“Dejar de apoyar el emprendimiento de alto impacto durante un periodo de un año es como perder 5,000 años luz, eso no debe suceder, no debemos perder el foco en ese tema porque el ecosistema se rompe”. Se necesita que el ecosistema funcione, que el gobierno entienda las ventajas de que el emprendimiento de alto impacto se desarrolle.

Fernando también hizo una analogía del emprendimiento y una cancha de futbol, con pasto bien podado, iluminación, estadio lleno, que sería el ideal, aunque la realidad es distinta.

“La cancha está inundada, los árbitros están ciegos y borrachos, y prácticamente son el gobierno, el otro equipo no está completo y tal vez es tu mercado, porque te equivocaste contra el equipo con el que ibas a jugar y llegaste tarde. Ése es el reto en toda Latinoamérica”.

Precisó en la necesidad de entender que los emprendedores, la Iniciativa Privada y las instituciones educativas por si solas no funcionan y no van a impulsar el emprendimiento.

“Cuando una pieza falta todo va mucho más lento o hacia atrás. La buena noticia es que los emprendedores somos muy tercos y estamos acostumbrados a remar con todo en contra, estamos acostumbrados a meternos en esa cancha de futbol, así jugamos, y si aun así algunos emprendimientos avanzan, crecen y tienen éxito, ¿imagínense si la cancha de emprendimiento fuera otra?, sería un tema completamente distinto”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario