Un nuevo sistema solar en Kenia

Con un pago inicial de US$35, los clientes reciben caja de control para cargar un celular. Foto: M-KOPA Solar / Georgina

M­KOPA le está iluminando la vida a las personas con un modelo innovador que combina la energía renovable, la tecnología GSM y el dinero móvil.

Michael Saitabau, de 11 años, solía dejar de hacer la tarea temprano, porque el sol se ponía antes de las siete de la noche y se acababa el kerosén de la lámpara. Es por eso que él y su familia se tenían que ir a dormir. Decía, “solía faltar a la escuela porque si iba sin la tarea, me golpeaban”.

En Kenia, un país en el cual solamente entre 20 y 25 por ciento de la población tiene acceso y pagar por la electricidad de las redes de distribución, la principal fuente de luz que ilumina la casa de la familia Saitabau y las demás casas de metal y madera de las colinas de Ngong, proviene de las estrellas.

undefined

Cuando la madre de Michael, Faith, disponía de dinero y tiempo para ir al pueblo a comprar más kerosén, se quedaba levantada hasta tarde haciendo artesanías para venderles a los turistas. Sus esfuerzos por ayudar a los ingresos de la familia granjera se pagaron con un gran sacrificio para su salud. Recuerda, “Los gases me afectaban mucho. Cuando tosía, escupía de color negro”.

M­KOPA, la compañía líder de energía solar en Kenia, ofrece una alternativa limpia, de bajo costo y renovable para las familias de las zonas rurales. Las familias pagan un anticipo de 35 dólares y reciben un sistema solar compuesto por un panel solar para el techo, dos lámparas colgantes, una linterna, una radio y un panel de control para cargar el teléfono celular. Pagan el equivalente a 0.43 dólares al día, a través de una transferencia usando un sistema de pago en el teléfono celular. Después de pagar durante un año, son dueños del sistema solar y tienen acceso a energía gratuita.

M­KOPA fue lanzado por un grupo internacional en el 2012. La M significa “Móvil” y KOPA es la palabra en swahili que significa “prestar”. Uno de sus fundadores ayudó a lanzar M-PESA, que ahora es la empresa número uno en sistemas de transferencias de dinero a través de los teléfonos móviles. K­MOPA usa la tecnología de K­PESA para ofrecer un crédito a sus clientes de bajos recursos, la mayoría de los cuales ni siquiera tienen una cuenta bancaria.

M­KOPA dice ser el proveedor de energía de prepago para hogares que no tienen acceso a la red líder a nivel mundial. Cuentan con 225,000 clientes en Kenia, Tanzania y Uganda y está implementando el sistema en Ghana e India, con la intención de expandir su producto a otras regiones.


Cuentan con 650 empleados, miles de representantes de ventas y una ganancia de 40 millones de dólares al año. Ha logrado resurgir la energía solar en el este de África, convirtiendo en un verdadero negocio el sueño frustrado de producir energía sostenible con recursos naturales Chad Larson, cofundador y Director Financiero de M­KOPA, dice, “Hace mucho que hay personas que intentan vender energía solar en África, pero creo que hace apenas cinco años que están preparados.” Afirma que la técnica de que las personas tengan que pagar unos pocos centavos por día por un año para comprar el sistema solar para su hogar es mismo modelo que uso para administrar las hipotecas en Wall Street.

Peter George es un consultor en Global Village Energy Partnership, una entidad de beneficencia que trabaja con empresas en países en vías de desarrollo para aumentar su acceso a la energía. Opina que el mercado ha evolucionado muchísimo en los últimos cinco años. Antes había una distorsión del mercado creado por, lo que denomina, un “mercado impulsado por donantes”, en los que países occidentales regalaban energía, al tiempo que había un gran ingreso de lámparas chinas no reguladas, lo cual casi eliminó la energía solar del mercado.


Dice, “Las personas realmente habían perdido la fe en la energía solar.”Pero, agregó, las compañías como M­KOPA han logrado brindar un servicio de financiación a largo plazo, usando los avances tecnológicos y de dinero móvil para seguir un modelo que “imita los patrones de gastos en kerosén, velas y otros productos consumibles.” Un habitante de Kenia que no tiene acceso a la red eléctrica, típicamente gastaría un promedio de $0.50 diarios en energía de por vida; y el costo del kerosén, las baterías y los servicios de carga de los teléfonos móviles suelen ser el mayor gasto de un hogar, fuera del gasto de comida.

Alrededor de 150,000 clientes de M­KOPA están pagando préstamos por un sistema que puede ser anulado por incumplimiento de pago usando tecnología GSM. Chad Larson dijo que alrededor del 60 por ciento de los clientes saldan el préstamo en el término de un año, 30 por ciento lo hacen en 18 meses y, el resto se anula por incumplimiento de pago. Dado que la mayoría de los clientes pagan una parte, el porcentaje de pérdida de M­KOPA es del 5 por ciento.

De los 75,000 clientes que ahora disfrutan de energía gratuita, 20,000 siguen haciendo pagos diarios de $0.43 para poder adquirir otros productos de M -KOPA, como por ejemplo el artefacto cocina, bicicletas y sistemas de recolección de agua de lluvia para los techos.


Pronto, la compañía lanzará televisión a bajo costo, y espera poder cumplir con la demanda de energía para tabletas y refrigeradores. Larson dice, “Creemos que la mitad del país puede pagar nuestro producto y ahorrarían dinero haciéndolo.” Dada la dificultad prohibitiva de los costos de conexión a la red eléctrica y las reiteradas promesas rotas de las elecciones, en cuanto a proveer electricidad a las zonas rurales, M­KOPA ha cambiado su meta de un millón de clientes para 2018, a cuatro millones para 2020.

Cuando la familia Saitabau termine de pagar sus préstamos, quieren comprar dos lámparas adicionales para la habitación que comparten sus tres hijos, lo cual permitiría que Michael siga siendo un estudiante brillante. Dice, “antes leía mucho. Me encantaría poder leer un libro en la cama”. Después de eso, Faith quiere usar los ahorros que obtuvieron en energía para poder abrirle un fondo de ahorro para la universidad a Michael, cuyo sueño de ser piloto y poder volar por los cielos a Estados Unidos se ve cada día más brillante.

Para obtener más información
Sitio de Internet: http://www.m­kopa.com/
Video: http://www.sparknews.com/fr/video/m­kopa­solar­making­solar­energy­affordable­all

CRÉDITO: 
Hannah McNeish / Sparknews