“Nuestra misión es provocar piel chinita”: Cultura Colectiva

Luis Andrés Enriquez, CEO de Cultura Colectiva y Gabriel Roizner, CEO de Tizkka

La inspiración es una de las emociones más fuertes que existen, que ayuda a crear cosas extraordinarias, motivan e invita a otros a despertar esas ganas de actuar, ya sea por un mismo fin o diseñar algo nuevo. Entonces, ¿por qué no usarla como herramienta para ayudar a cambiar el mundo y a la par, generar un modelo de negocios exitoso?

Para Luis Andrés Enriquez, CEO de Cultura Colectiva, esta idea no pasó desapercibida, ya que fue a partir de la inspiración y en compañía de sus socios que desarrolló una plataforma de contenido que represente a los mexicanos y sobre todo llena de emociones para tocar diferentes fibras del ser humano.

“Generamos un medio con un lenguaje que busca inspirar en tres sentidos: acción para lo que tenemos noticias en la página; conciencia, donde están como cambio climático, acción social, etc y emociones que atraigan. Si generas un contenido que no cumple con esas tres cosas, ponte a hacer otro estilo”, explicó Luis Andrés en entrevista a El Economista durante el CONTECCH, encuentro para discutir sobre content marketing.

Por su parte, Adrián Bravo director comercial de Cultura Colectiva, explicó que un ingrediente de su fórmula es conocer a sus usuarios y darles lo que realmente quieren gracias a la combinación de creatividad y análisis de datos, un proceso que mezcla inteligencia artificial y machine learning, que permite conocerlos a detalle y segmentarlos según sus gustos, edades, actitudes y búsquedas más frecuentes.

Añadió que este sistema aumenta el engagement de los lectores en 400%, lo que permite tener 70 millones de visitas a su portal al mes y 1,000 millones de reproducciones de video.

Este mismo principio es el que aplican con diferentes marcas a quienes realizan anuncios publicitarios que se caracterizan no por promover un producto, sino por contar historias que les transmitan emociones, algo que busca 67% de las personas, refirió Adrián.

El alcance de la inspiración

Una cualidad de todo buen líder es precisamente la capacidad de inspirar a otros, y eso es lo que Cultura Colectiva ha logrado, ya que actualmente es medio digital número uno en América Latina y el número 20 a nivel mundial, pasando así de una startup local a una compañía global.

Asimismo, su número de colaboradores aumentó de cinco personas a 240 en cinco años, además que están creciendo internacionalmente.

“Ya tenemos oficinas en Nueva York desde el año pasado, queremos expandirnos a Sudamérica cómo Colombia y a Europa en España. Queremos desarrollar contenido local para distintos países”, mencionó Adrián.

Otro importante logro que obtuvieron, fue la adquisición de la startup uruguaya Tizkka, plataforma de moda más grande de Latinoamérica donde los usuarios comparten sus tips de moda, outfits y consejos, con el único fin que tiene Cultura Colectiva: inspirar y llegar de una forma más humana a la población. El primer objetivo en la mira es crecer sus usuarios, por lo menos cinco veces.

Las metas para la plataforma no se detienen ahí, ya que para finales de este año su principal objetivo es triplicar sus ventas, posicionarse con los clientes y generar series.

“Nuestra misión es inspirar y ser inspirados por la audiencia, lograr esa ‘piel chinita’ porque la inspiración es de todos, no sólo de unos cuantos” concluyó Adrián.

elizabeth.lopez@eleconomista.mx

*Fe de erratas: En la edición impresa del 25 de abril, se indicó a Fernando Braun como director comercial de Cultura Colectiva cuando el nombre correcto es Adrián Bravo.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.