Negocios de baja inversión, una opción para ti

En periodos de una crisis financiera como la actual, invertir en una franquicia de baja inversión se convierte en una opción para el inversionista que desea un negocio de fácil operación y retorno de inversión rápido.

Gabriela Trejo, especialista en franquicias, explica que se trata de "franquicias cuyo plan de crecimiento permite ubicar un mayor número de unidades en una ciudad sin saturar el mercado".

Es más sencillo encontrar un local con las características que éstas requieren, y a precios más accesibles, generalmente sin la necesidad de pagar un "guante" o traspaso tan alto.

Las franquicias de baja inversión son de una operación fácil y, por lo regular, el inversionista no requiere dedicar tiempo completo a la misma, pues constituyen negocios sencillos de controlar.

Las franquicias de este tipo, que están dentro del sector de alimentos y bebidas, "ofrecen productos que son de consumo masivo, por lo que suelen ser negocios rentables". Generalmente, los productos que ofrecen no constituyen un gasto fuerte para la economía familiar, lo que les garantiza un amplio mercado.

Hacen del sushi otro rollo

Una de las franquicias de baja inversión que opera en el mercado es Tashi, que tiene un innovador rollo de sushi entero, sin cortar como el clásico, y que tiene una vida en anaquel de nueve meses.

Entrevistado en el marco de la Octava semana Nacional PYME, Arturo Grande Flores, director General de la franquicia, destacó que lo novedoso del producto es "haber extendido la vida del mismo para facilitar su comercialización".

Los sushi de Tashi son rollos completos, que se preparan con ingredientes no tradicionales, como los champiñones, algunos incluyen cobertura de plátano macho y diferentes salsas.

La franquicia "es un punto de venta semifijo, que cuenta con ruedas para hacer fácil su desplazamiento para guardarlo o si se desea cambiar de lugar se puede hacer, además, cuenta con todo lo necesario para trabajar el producto", indicó.

"Tenemos tres tipos de franquicia, que se pueden ubicar en centros comerciales, escuelas y zonas de oficinas, entre otros lugares. La inversión es de de 215,000 pesos más IVA", explicó.

El segundo modelo es un stand diseñado para vender los producto en eventos privados como fiestas. Su precio es de 165,000 pesos.

"La última modalidad es la franquicia mixta, que combina ambos modelos y que es la más rentable, tiene un periodo de recuperación entre 12 y 14 meses y un costo de 285,000 pesos.

"Para este año la franquicia espera cerrar con 25 unidades, para el próximo año planeamos abrir 30 puntos de venta", previó Arturo Grande Flores.

[email protected]

CRÉDITO: 
Omar Becerril Castillo