Mujeres, con gran capacidad para emprender

Foto: Especial

A través de DWEN, Dell genera redes de mujeres emprendedoras

Gracias a las habilidades empresariales de las mujeres, las compañías en donde éstas laboran aumentan sus ingresos hasta 45%, aseguró Helga Knoderer, gerente de comunicación corporativa de México y Latinoamérica de Dell, quien expuso que es difícil explicar la poca presencia de las mujeres en puestos gerenciales.

En conferencia de prensa, la ejecutiva de Dell resaltó la importancia de alcanzar la diversidad de género en las organizaciones, ya que de cada 10 empleados únicamente tres son mujeres.

Ante este escenario, Dell decidió poner en marcha una serie de programas dedicados a fomentar el desarrollo profesional y personal de las féminas. De entre todos destaca DWEN (Dell Women Entrepreneur Network) que, en palabras de Helga Knoderer, permite a las emprendedoras el fácil acceso a redes de clientes y proveedores, capital y tecnología escalable para sus negocios.

A través de DWEN, las mujeres podrán unirse a redes empresariales de todo el mundo, lo que les permitirá ampliar sus conocimientos en el ámbito de la tecnología, para que a su vez, la adopten en sus negocios.

Este proyecto ha sido probado aproximadamente durante cinco años en diversos lugares del mundo. A México llegó en 2013 y uno de sus principales objetivos es eliminar el estigma cultural de que las mujeres mexicanas no tienen la capacidad necesaria para crear negocios rentables y exitosos.

Y como muestra, Helga Knoderer citó que “90% de ellas reinvierte su dinero en la organización, lo que genera riqueza, nuevos empleos y, por consiguiente, favorece el desarrollo de sus empresarias”.

Lamentablemente, en México aún existe una cultura que favorece al sexo masculino, y esto lo vemos reflejado a la hora de la contratación de personal, pues la gran mayoría de las mujeres que aplican a un puesto en la organización cubren el 100% de los requisitos establecidos en la vacante, mientras que los hombres sólo cuentan con el 70% de ellos, dijo la especialista.

“Lo verdaderamente importante para una empresa debería ser el talento, sin necesidad de observar el género al que pertenece”, agregó Knoderer.

No obstante, expuso, existen graves carencias: las mujeres no aprovechan las oportunidades que se les presentan para emprender un negocio, debido, entre otras cosas, a su poca capacidad de asumir riesgos, a la apatía por dejar su zona de confort y al hecho de sentirse incapaces de cumplir sus objetivos. Todo ello trae como consecuencia el bajo número de empresas lideradas por representantes del sexo femenino.

Es importante resaltar que “este programa está enfocado a empresas que ya arrancaron, que tengan un modelo de negocio escalable y sustentable”, indicó Helga Knoderer.

En Carrot se trabaja mejor con mujeres

Jimena Pardo, cofundadora de Carrot, primera empresa en México de autos compartidos, expresó que la Red de Mujeres Emprendedoras, evento organizado por Dell y que en su edición 2013 fue celebrado del 2 al 4 de junio en Turquía, “permitió a las mujeres tener acceso a mentoría profesional otorgada por líderes, directoras generales y fundadoras de organizaciones exitosas en todo el mundo”.

Pardo se mostró a favor de incrementar la presencia del género femenino en las empresas. Carrot es un ejemplo de organización en la que laboran más mujeres que hombres, “pues su compromiso con la compañía, su manera ordenada de trabajar, la velocidad con la que ejecutan acciones y su amor por la camiseta han llevado a Carrot al éxito”.

Jimena Pardo reconoce la labor de Dell en lo que respecta a motivar a las mujeres: “en países como el nuestro, la creación de empresas de alto impacto es el motor de crecimiento de nuestra sociedad, debemos atrevernos”, comentó.

Al interior de Dell

Bajo el lema “the power to do more” (el poder se hacer más) Dell busca apoyar a las mujeres que laboran dentro de la compañía, esto a través de WISE (Woman in Search of Excellence), proyecto que según Rocío Herrera, representante de WISE en México, pretende “impulsar, a través de capacitación y mentoría, a las trabajadoras para hacer carrera en el área donde se desenvuelven”, finalizó Knoderer.

Dentro de este grupo las empleadas participan en diferentes programas, los cuales van desde los cursos teóricos de capacitación hasta la ayuda a otras mujeres a través de organizaciones sociales.

Dell apoya a las mujeres para que su vida personal y profesional vayan de la mano”, finalizó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López