Mipymes rechazan pedir créditos bancarios para hacer crecer negocios

Foto: Shutterstock

De las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) mexicanas, siete de cada 10 no desean créditos bancarios por considerarlos caros, especialmente por el aumento en las tasas de interés de referencia, lo que les impide hacer crece su negocio, resaltó Serfimex Capital.

Destacó que las Pymes enfrentan diversos problemas como el bajo crecimiento, la poca habilidad para reaccionar y adaptarse sin perder calidad, así como crédito limitado.

El principal reto de las Mipymes radica en la obtención de recursos y su correcta aplicación, y de acuerdo con diversos estudios, 66.8 por ciento de estas empresas en México no aceptaría un crédito bancario por considerarlo caro, refirió.

Ante este panorama, la Pymes tendrán que abrir su búsqueda de recursos para consolidar un crecimiento en una economía que se prevé crezca entre el 1.5 y 2.0 por ciento, indicó la firma en un comunicado.

Cada vez son más las Pymes que recurren a instrumentos de financiamiento alternativos distintos a la deuda ordinaria y el financiamiento basado en activos.

Dentro de esto instrumentos, el leasing o arrendamiento puede otorgar una alternativa viable con las ventajas que ofrecen las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes), las cuales enfatizan en la asesoría personalizada, la reducción de tiempos de aprobación y reducen el exceso de requisitos y trámites.

El director Comercial de Serfimex Capital, Alfonso Vega, comentó que la ideología del arrendamiento se puede resumir en una simple frase “comprar únicamente lo que aumenta su valor, arrendar todo lo que se devalúa”.

Esta frase busca romper la principal traba que ha tenido la aceptación del arrendamiento en México, en donde el dueño de la empresa prefiere ser propietario de sus equipos, en lugar de enfocar sus flujos de capital a los bienes y servicios que ofrecen y que al final son los que le generan ganancia.

Desde su perspectiva, las Pymes ganan amplios beneficios al invertir en nuevas tecnologías y financiarlas mediante instrumentos como el leasing, ya que se reduce drásticamente las fuertes inversiones que deben realizar para ponerlas en marcha.

Otra gran ventaja es que permite al arrendatario financiar 100 por ciento de la inversión y seleccionar libremente al proveedor, equipo, condiciones de la entrega, negociar el precio con el proveedor y obtener un precio de pago al contado, ya que la Sofom liquidará en una sola exhibición el bien al proveedor.

Pero una de las mejores alternativas que ofrece el arrendamiento será que, a final del plazo, se podrá tomar la decisión de adquirir el bien a un valor residual o renovar el equipo con tecnologías más recientes que cumplan con las necesidades actuales, eficientando nuevamente los procesos, incrementando ventas y generando mayores ganancias, puntualizó.

CRÉDITO: 
Notimex