Mipymes no crecen por falta de capacitación y liderazgo

Rechaza créditos 73.6% de las mipymes. Foto: Shutterstock

La falta de habilidades gerenciales impide el crecimiento y la productividad de las mipymes, puesto que 39.6% de las mipymes no cuenta con una acción de solución ante problemas presentados en el proceso de producción

En México existen 4 millones 170,755 micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), y son la principal fuente económica y de trabajo en el país; sin embargo, carecen de registro contable, financiamiento, capacitación para sus empleados y habilidades gerenciales, lo cual les impide crecer, esto de acuerdo con datos de la segunda Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Enaproce) 2018.

Durante la presentación del estudio, Graciela Márquez, secretaria de Economía, expresó que las mipymes no reflejan su importancia económica en el país pese a representar 99% de las unidades económicas, la tercera parte de la producción bruta y 75% de los empleos.

La encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la Secretaría de Economía y la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico destaca que las microempresas no cuentan con un registro de su contabilidad y quienes lo hacen utilizan un cuaderno como forma de registro.

“Las empresas tienen que ser capaces de conocer el estado que guarda su actividad”, dijo Julio Santaella Castell, presidente del Inegi y precisó que 18.6% de los micronegocios no lleva la contabilidad de su empresa y que 21.6% lo hace en una libreta, es decir, cuatro de cada 10 “viven al día en cuanto al conocimiento de su empresa”.

En el caso de la pymes, el panorama es diferente, 60% sí cuenta con los servicios de contador y 28% sí monitorea indicadores de desempeño.

Sin embargo, las mipymes no quieren crecer, así lo demuestra 23%, principalmente por la inseguridad que se vive en el país, seguido de las complicaciones administrativas que conlleva crecer y porque se consideran “satisfechos con la empresa”.

El informe también detalla que la mitad del personal de las microempresas cuenta con educación básica, mientras que en las pequeñas y medianas, dos de cada 10 tiene educación superior.

Asimismo, José Arturo Blancos, director general de Estadísticas Económicas del Inegi, mencionó que 84.7% de las mipymes no capacita a sus empleados, debido a que consideran que las habilidades que poseen son suficientes para realizar sus actividades.

“Se les preguntó por qué no habían hecho capacitación y la gran mayoría (72.2%) nos respondió que el conocimiento y las habilidades eran adecuados, o sea que no necesitaban la capacitación”, expuso.

Añadió que la falta de habilidades gerenciales también impide el crecimiento y la productividad de las mipymes, puesto que 39.6% de las mipymes no cuenta con una acción de solución ante problemas presentados en el proceso de producción y sólo 13.9% tiene un instrumento de mejora continua.

Resulta interesante ver la diferenciación por taño, las pymes que no realizan acción son 13.5% y 40.4% en las micro, y quienes hacen acciones de mejoras son 34% de las pymes y 13.3% de las microempresas, sin embargo, 65% no monitorea indicadores de desempeño.

Respecto al financiamiento, 73.6% de las mipymes rechaza créditos, debido a que los consideran caros, innecesarios y porque desconfían de los bancos. En el caso de las pymes, 50.5% argumenta que los créditos son caros, 34.5% que no lo necesitan y 6% muestra desconfianza a los bancos; mientras en el caso de las micro, 58% dice que es caro, 20% que es innecesario y 15% desconfía en el banco.

Al respecto Ana Bárbara Mungaray, coordinadora general del Programa nacional de financiamiento al microempresario y a la mujer rural, mencionó que la política pública para mipymes considera la diferenciación de esquemas y beneficios para empresas de distintos tamaños, porque no son iguales las necesidades de crédito de las micro que de las pequeñas empresas.

Recordó que la SE cuenta con el programa de microcréditos para el bienestar —Tandas para el Bienestar— orientado a las microempresas. “Pero también estamos trabajando de la mano de nuestras alianzas de banco de desarrollo para generar esos otros productos a través del sistema nacional de garantía; podemos pensar en créditos que van de 20,0000 a 100,000 pesos”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario