Micronegocios, restaurantes y hoteles podrían reabrir hasta julio

Podrán retomar actividades de forma escalonada. Foto: Especial

Los restaurantes, hoteles y micro negocios (con menos de 30 empleados), podrían retomar sus actividades de forma escalonada hasta el mes de julio, cuando el semáforo epidemiológico se encuentre en color naranja, revela el Plan Gradual hacia la Nueva Normalidad en la Ciudad de México, presentado por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

La mandataria detalló que el semáforo rojo se mantendrá, por lo menos, hasta el 15 de junio y las actividades que podrán operar a partir del 1 de junio son las esenciales que no cerraron y sectores como el de la construcción, minería, fabricación de equipo de transporte, venta de bicicletas y producción de cerveza, así como sus cadenas de producción.

En relación a los restaurantes y hoteles, deberán trabajar al 30% de su aforo, mientras que los micro y pequeños negocios deberán escalonar los días y horarios de trabajo de los colaboradores.

Cuando el semáforo cambié a amarillo, lo que puede ocurrir entre el mes de julio y agosto (si se siguen las indicaciones de salud y los contagios se reducen), el aforo en hoteles y restaurantes será de 60 por ciento. Para entonces, los corporativos y tiendas departamentales también podrán regresar, manteniendo una afluencia de 60% en tiendas y escalando a los empleados de las oficinas.

De igual manera, cuando el semáforo sea naranja, se podrán realizar trámites en ventanilla vinculados a actividades económicas operando.

“Seguiremos en semáforo rojo si continúa incrementando el número de camas en los hospitales de la Ciudad de México y si se tiene una ocupación menor al 65%”, declaró.

Para pasar al color amarillo, la ocupación de los hospitales debe reducirse a 50% y será hasta el 15 de agosto cuando llegue el color verde, siempre que se sigan las medidas sanitarias correspondientes.

Nuevas políticas

De acuerdo a los Lineamientos técnicos de seguridad sanitaria en el entorno laboral, presentados por el gobierno federal, las empresas deben tener un comité o persona responsable de la implementación, seguimiento y supervisión de las medidas para la Nueva Normalidad en el marco del Covid-19.

Se deberán definir las acciones para el personal, capacitaciones de medidas de seguridad, higiene, limpieza y cuidado personales y de instalaciones.

La implementación de tecnología para mejorar el trabajo remoto es vital y para saber cómo comenzar, se puede acceder al kit de herramientas elaborado por la Secretaria del Trabajo y Previsión Social.

De igual manera, se deben implementar barreras físicas entre las personas, con una distancia mínima de 1.5 metros considerando los frentes y laterales del espacio de trabajo.

Las personas en condición de vulnerabilidad no deben presentarse al centro de trabajo hasta que el semáforo marque color amarillo (teniendo precauciones) y en el color verde.

No hay que olvidar generar un mecanismo para seguir la salud de los colaboradores, por ejemplo, tomar la temperatura cada cierto tiempo (no debe ser mayor a 37.5°C), garantizando el suministro de agua, jabón, toallas desechables y gel antibacterial, y solicitar el uso de cubre bocas. La ventilación no debe faltar.

Para conocer los protocolos completos, los lineamientos ofrecen guías con las medidas que las micro, pequeñas y medianas empresas deben seguir, según su tamaño.

Desinfecta el dinero

El dinero es uno de los vehículos más comunes del coronavirus, por lo que se debe tener un protocolo de limpieza y desinfección, como el diseñado por el Museo Interactivo de Economía.

  • Lo primero, es tener siempre guantes desechables al entrar en contacto con todo lo que provenga de fuera, especialmente con el dinero.
  • Se deberá preparar una mezcla de cuatro cucharadas de cloro con 205 mililitros de agua y vaciarlos a un atomizador.
  • Los billetes deben ser rociados teniendo cuidado de no abusar del líquido y tallarlos suavemente. Al final, limpia con un trapo.
  • En el caso de las monedas, sumergelas en la mezcla por un minuto y después escala con un trapo limpio.
  • Cuando termines, elija los guantes y lava tu manos de acuerdo al protocolo emitido por el Instituto Mexicano del Seguro Social.
CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario