Los hobbies como oportunidad para emprender

Las generaciones millennial y Z son quienes más emprenden con hobbies. Foto: Especial

Los hobbies no sólo permiten divertirse, pasar buenos momentos y relajarse haciendo algo que causa placer, sino que también representa una oportunidad para emprender un negocio, sobre todo para la generación millennial y Z quienes están destacando en esta tendencia, indicó el Centro Nacional de Educación a Distancia (Cenedi).

Para generar ingresos a través de un hobby, explicó la plataforma de educación a distancia, se necesita un grado de profesionalización que permita levantar un negocio sólido y con la capacidad de brindar un plus a los consumidores, lo cual requiere de capacitación que avale el servicio que se ofrece.

La profesionalización del hobby a través de cursos en línea permite contar con flexibilidad de horarios y lugares para tomarlos. Dicha independencia continúa al levantar un negocio que permita obtener dinero de una actividad que resulta placentera, lo cual es enriquecedor no sólo para la cartera.

“Ante los desafíos e incertidumbres futuras se deben buscar alternativas que satisfagan las inquietudes, teniendo en cuenta que la capacitación es una inversión y no un gasto a reducir”, dijo Alejandro Stofenmacher, director de Nuevas Tecnologías de Cenedi.

Actualmente existe la posibilidad de capacitarse en una gran variedad de oficios y profesiones que, dependiendo de la responsabilidad y espacios de tiempo dedicados a la formación y estudio, permitan coordinar las ocupaciones.

Explicó que los cursos en línea, con plataformas serias y apoyo de tutores son una salida para aquellas personas que necesitan actualizar sus conocimientos o quieren aprender un nuevo oficio con mejores perspectivas que las que poseen.

La plataforma especializada en oficios, pionera en ofrecer servicios en versión mobile, indicó en un comunicado que los millennials y la Generación Z se enfrentan a nuevos retos laborales, de ahí que lo idóneo sería montar un negocio basado en la adquisición de nuevos conocimientos.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario