Isla Urbana, ganadora del premio Visionaris

Enrique Lomnitz Climent, cofundador de la empresa social Isla Urbana. Foto EE: Gabriela Esquivel

Enrique Lomnitz Climent, cofundador de la empresa social Isla Urbana que ofrece soluciones de captación de agua de lluvia como medida para combatir la escasez de ese líquido en zonas urbanas, fue el ganador de la duodécima edición del Premio “Visionaris” que otorgan el banco UBS y Ashoka.

ESPECIAL MULTIMEDIA: LO QUE PIENSAN LOS EMPRENDEDORES

Isla Urbana, que se adjudicó un premio económico por 35,000 dólares, creó un sistema de captación de agua pluvial, utilizando techos y cisternas de las casas, en las que adapta un dispositivo (Tlaloque) que separa el agua sucia de la limpia. El líquido puede ser usado en todos los quehaceres domésticos, como limpieza, lavado y riego de jardines.

Hasta la fecha, el equipo de Lomnitz Climent, quien fue nombrado Innovador menor de 35 años por el MIT Technology Review en 2013, cuenta con 1,700 sistemas instalados, 12,900 personas beneficiadas y 140 millones de litros de agua cosechados. El emprendedor ha lanzado campañas de sensibilización al público y otros medios de difusión a través de los medios locales, escuelas y otros foros.

“Los retos que afectan a nuestras sociedades son cada vez más complejos y requieren de constante adaptación de parte de los agentes sociales que buscan enfrentarlos. Por ello, sólo las organizaciones que sean capaces de reinventar esquemas de cambio social tendrán éxito en su misión en el largo plazo”, comentó Kai Grunauer, director para América Latina del equipo de Philanthropy Services & Sustainable Investing de UBS.

Por su parte, Diego Díaz Martín, director de Ashoka para México, Centroamérica y el Caribe, comentó que “la reinvención se logra a través de la innovación, experimentando, cuestionando y proponiendo, siempre con el mejor ánimo y propósito. Los retos sociales, económicos y ambientales demandan la mayor creatividad posible, en búsqueda permanente del bienestar colectivo y de la calidad de vida, bases del desarrollo sustentable”.

Además de Lomnitz, compitieron en la final por el premio Visionaris al emprendedor social: Victor Berrueta Soriano de Grupo Interdisciplinario de Tecnología Rural Apropiada, A.C. (GIRA) con sede en Michoacán; Raúl Mendoza Azpiri de Germinalia, A.C. con sede en San Cristóbal de las Casas, Chiapas; Manuel Wiechers Banuet de Iluméxico.

Los tres finalistas de Visionaris recibieron 10,000 dólares. Asimismo, los emprendedores sociales galardonados, participaron en un seminario sobre relación con inversores sociales, evaluación del impacto y presentación de proyectos; estos son sólo algunos de los beneficios no-económicos del premio.

contacto@elempresario.mx

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario