IncubaUAQ, semillero de alto impacto

Foto: Cortesía, IncubaUAQ

Para impulsar a los emprendedores, busca subsidio del Inadem

Los procesos de preincubación, incubación y posincubación, así como el seguimiento de empresas de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) se reforzaron al vincularse con consultores de Oxford y la Universidad de Berkeley, Estados Unidos, lo cual generó que el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) reconociera a IncubaUAQ, como un semillero de alto impacto.

Esta institución, informó su coordinadora Carla Reséndiz Villaseñor, tenía el reconocimiento de Tecnología Intermedia y estaban limitados a la creación de ciertas empresas, por lo que presentaron el plan de crecimiento, para abarcar sectores de nanotecnología, alimentario, servicios de investigación, turismo, entre otros.

De las 30 empresas que se incubarán en este año, 66% serán de alto impacto y el resto básicas; por ello están solicitando un subsidio al Inadem que dé cobertura a 70% de los incubados, para que el municipio aporte 10%, la UAQ 10% y el emprendedor 10% restante.

“Estamos hablando de una suma por empresa de 80,000 pesos. El emprendedor pagaría 8,000 pesos, el año anterior pagaba 6,000, subió porque somos de alto impacto y tenemos consultores internacionales”, refirió.

Desarrollo

El año anterior fueron 20 proyectos los que apoyó la Secretaría de Economía (SE), con 400,000 pesos, además de 150,000 pesos, de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) y 30,000, de la propia Universidad.

Carla Reséndiz mencionó que la mitad de los negocios eran proyectos de alumnos y los otros externos; para este año sería de la misma manera, porque el compromiso es con todos los que demandan la incubación de un negocio.

El reto para la Universidad es fomentar el emprendedurismo, por ello, desde el 2012, iniciaron una campaña de difusión con las Facultades y los alumnos c
onocieron que se cuenta con el ecosistema para iniciar nuevas empresas.

“Ponemos especial énfasis en el seguimiento de los negocios durante dos años, para analizar si van acordes a su plan de negocios y, si van bien, iniciaría el aceleramiento, y si hay algunos con menos resultados, implementaríamos estrategias para cumplir los requisitos”, comentó Carla Reséndiz.

También informó que de las 65 empresas que se han logrado desde la creación de IncubaUAQ, 42 son de éxito y, de éstas, 25 pasaron de ser micro a pequeñas y 10 crecieron a medianas, dos de ellas exportadoras a Estados Unidos y Colombia, aunque las otras siete se estancaron.

“Hay un problema fuerte, porque se les complica inscribir a los empleados al Instituto Mexicano del Seguro Social o consolidarse bien en el mercado, por 
ello retomamos el seguimiento, para que logren dar un salto”, aceptó.

La coordinadora refirió que en el 2010 contaban con 60% de empresas activas, de las cuales 18 eran de alto impacto, porque 40% de sus emprendedores eran recién egresados y se los llevaron a otros países, con el producto que incubaron.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elvia Buenrostro, El Economista