UAEM: incubar el talento empresarial

Foto: Especial

“Hay empresas que tienen capital, pero si no cuentan con investigación ni capacitación fracasan. Aprendí que un buen emprendimiento surge al desarrollar talento intelectual”, señala María Méndez, fundadora de Nafex, compañía ganadora del Premio Nacional Emprendedor 2012 y graduada de la incubadora de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

La ruta emprendedora de Nafex, ganadora de 21 premios nacionales e internacionales, inició en Incubask, una de las 12 incubadoras de la UAEM. La red surge en 1994 para dar asesoramiento, capacitación y vinculación financiera a empresarios (84%) quienes buscan consolidar su negocio, y a estudiantes (16%) con ideas innovadoras.

Ethel González, directora de Desarrollo Empresarial de la UAEM señala que “el modelo de incubación implica el crecimiento del empresario para disminuir riesgos. Podemos tener un proyecto con mucho capital, pero si no tenemos herramientas ni la persona que lo pueda ejecutar, al final es como no tener nada”.

González afirma que al cierre de 2014 la UAEM recibió 713 ideas de negocios de las cuales 110 terminaron su ciclo de incubación y 240 siguen en proceso de graduarse. En seis años de operación han incubado 789 empresas, 76% son negocios tradicionales, 19% tecnología media y 5% de alto impacto.

“Queremos un modelo de incubación que dé respuesta a las necesidades de los emprendedores para que tengan claridad en el mercado, transparencia de los recursos a los que aspiran y sepan darles el mejor uso”, agrega Ethel.

EMPRENDEDORES ENTRENADOS

La red está certificada por la Secretaría de Economía, cuenta con el Premio Nacional Ciencia y Tecnología 2005, y el Galardón Pyme 2007- 2010. Sus centros están distribuidos en Atlacomulco, Valle de México, Ecatepec, Incutec, Incubask, Nezahualcóyotl, Tejupilco, Tenancingo, Texcoco, Toluca, Valle de Chalco y la unidad de Contaduría y Administración de la UAEM.

Para ingresar, los aspirantes deben aprobar exámenes de diagnóstico para determinar la viabilidad de su idea. En la gestación, los asesores guían al emprendedor para desarrollar su plan de negocio, proyección de mercado, estudios técnicos, administrativos y financieros, necesarios para determinar su rentabilidad.

En la etapa de incubación los emprendedores constituyen su empresa y son vinculados con empresarios, capital semilla y fondos públicos para bajar financiamiento y darle viabilidad. El modelo termina con la liberación y puede tomar entre seis meses y dos años.

Pymes

“El financiamiento proviene de las convocatorias que se ofertan por la administración federal y estatal. Por otro lado, la operación y recursos humanos dentro de la incubadora son auspiciados por la UAEM. Nosotros bajamos fondos no para las incubadoras sino para los emprendedores ”, dice Ethel González.

Para graduarse, los emprendedores deben tener una empresa constituida, un plan de financiamiento, una estrategia para optimizar costos e incrementar ventas o algún dato que los respalde como empresarios entrenados para enfrentar el mercado.

Terminada la incubación, la UAEM implementa una estrategia de seguimiento, bajo la norma internacional de calidad ISO 9001:2008, y que en 2013 reportó una sobrevivencia de 49% de sus egresados en el mercado. Este rastreo se da a través de llamadas telefónicas, visitas, correos electrónicos e invitaciones para asistir a foros en los cuales se observa el funcionamiento de la empresa y las problemáticas con las que se ha enfrentado.

[email protected]

CRÉDITO: 
Arturo Cardoso / El Empresario