Fundes México y emprendedores se unen por Iztapalapa

Foto: Especial

Iztapalapa es la delegación más habitada de la Ciudad de México, con más de 1 millón 800,000 personas, pero a pesar de poseer la quinta parte de la población de la ciudad, es de las que más problemas económicos tiene así como otras carencias como la falta de agua, sobre todo en la zona oriente.

Ante esta problemática, Fundes, firma de consultoría especializada en desarrollar para grandes empresas y gobiernos, salió en la búsqueda de emprendedores, población de la delegación y diferentes empresas privadas, para que juntos crearan propuestas que ayuden a resolver las diferentes problemáticas de la entidad como son pérdida de agua por tuberías en mal estado, embarazo adolescente, tiraderos de basura y deficiencia nutricional.

“Lo que hicimos fue el análisis de cuatro modelos que atienden problemática muy puntual en esta zona oriente. Analizamos modelos para cuidar el agua, de planificación familiar, sobre cómo mejorar y cumplir con todos los requerimientos dietéticos y cómo aprovechar los residuos a través del reciclaje. La comunidad necesitas estos programas”, explicó en entrevista a El Economista, Janitzio Piña Ferreyra, director de Fundes México.

Detalló que como parte de la misión de Fundes de desarrollar proyectos con impacto social para la pequeña y mediana empresa en Latinoamérica, se creó el taller Micronegocios: distribuidores de innovación social, donde se diseñaron modelos de negocios que se buscarán implementar en la comunidad.

En este sentido, la dinámica consistió en presentar proyectos existentes que ayuden a combatir las problemáticas mencionadas y posteriormente, ir diseñando el modelo de negocios para insertarlos en la comunidad. Una vez formados los equipos, se realizó una visita a la zona para conocer si la población estaría dispuesta a adquirirla y distribuirla, y a la vez dar una retroalimentación de la propuesta.

El taller es el primero realizado y aunque ahora se hizo en Iztapalapa, no se descarta llevarlo a otras delegaciones.

“No queremos llevarlo sólo a otras delegaciones, sino que buscamos replicarlo a nivel nacional porque hay gobiernos, fundaciones y empresas interesados en ellos. Queremos replicarlo en todo México y potencialmente en otros países”, dijo.

El siguiente paso del proceso es hacer un análisis a detalle de las propuestas presentadas para saber qué se puede mejorar o que se requiere eliminar, si son modelos rentables y potencialmente comenzar la implementación en la zona.

Filtro de agua

Ecofiltro fue una de las propuestas presentes en el taller que busca combatir otro problema del agua en la zona: el agua sucia de las tuberías.

El proyecto fue creado en Guatemala con el objetivo de ser utilizado en las comunidades rurales más marginadas del país y en 2016, los socios fundadores crearon Ecofiltro México, con la finalidad de combatir la problemática del agua potable en el país.

Raúl de Lara, director comercial de Ecofiltro, explica que su sistema permite purificar el agua sin hacer algún tipo de instalación y con un precio accesible.

Asimismo, detalla que se utilizan materiales naturales como plata coloidal (bactericida natural que elimina bacterias y virus del agua), carbón activado (transforma e agua dejándola insabora, incolora e inodora) y barro virgen (a través de sus microcanales, atrapa cualquier residuo físico presente en el agua).

El producto almacena hasta 20 litros de agua, la cual se filtra a un ritmo de dos litros por hora y tiene una vida útil de 15,000 litros. Pasando ese tiempo, sólo se requiere un cambio de filtro.

Su costo va desde los 1,000 hasta 2,700 pesos, ahorro significativo tomando en cuenta que una familia gasta en promedio, 348 pesos al mes en comprar dos garrafones de agua, que por año suman 4,176 pesos.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario