Fucho y Tocho apuesta por el ahorro

Foto EE: Gabriela Esquivel

Fucho y Tocho es el nombre propicio para una ocurrencia, y como tal nació. Dos godínez, como se autonombran Israel Martínez y Rogelio Castillejos, amantes de las quinielas deportivas, dejaron de llenar papeletas e ir detrás de otros godínez juntando la bolsa acumulada. Así crearon una plataforma digital en la que se ahorra comprando acciones de los equipos.

No es una plataforma de apuestas, aclaran los emprendedores mexicanos, quienes desistieron de operar bajo esa modalidad, tras enfrentar toda una barrera de trámites legales y permisos de autoridades federales. Ahora son “una bolsa de valores” de equipos deportivos.

El sitio funciona como una cartera digital en la que el usuario deposita determinada cantidad -50 pesos cómo mínimo- y comienza a comprar acciones de los equipos de la liga mexicana de futbol o de la NFL. Con cada jornada, los títulos ganan o pierden valor de acuerdo a parámetros como goles, posición de balón, faltas, entre otros.

“Si metiste 100 pesos y al final de la jornada regular tienes 110, puedes retirarlos o seguir jugando todo o una parte. Aquí no te vas a hacer millonario, pero aprenderás a administrar el dinero y retirarlo en cualquier momento”, expone Rogelio Castillejos.

La plataforma gana cuando el usuario pierde. Si al final de la jornada regular éste tiene 90 pesos en lugar de los 100 con los que inició, la diferencia es para la empresa, además de los rendimientos que deja el dinero en una cuenta bancaria.

“En una quiniela gastamos 500 pesos. No sabes quién se la llevó, pero es mucho dinero. Nosotros queremos cerrar esa brecha. No somos una institución bancaria, pero con el dinero ahorrado el usuario puede comprarse un seguro, por ejemplo. Podemos ser una conexión con la cultura de prevención y protección”, resalta.

Emprendedores, sí, pero de otra clase

Israel Martínez es contador y Rogelio Castillejos, ingeniero. Para dar forma a su juguetito se asociaron con Óscar Mota, quien gestiona las redes sociales; Iván Bojorges, responsable de diseño y Gerardo Pérez, el desarrollador. Todos, salvo Israel Martínez, son casados y con hijos, una circunstancia que sopesaron al entrar al SUM (Startup México).

Los emprendedores cuentan que fueron seleccionados por el hub de innovación pero, para recibir mentoría y apoyo en especie por 100,000 pesos, requerían renunciar a sus trabajos para dedicar tiempo completo al proyecto.

“A muchos -mentores e inversionistas- les sorprendía el concepto, les gustaba la idea, hasta se reían porque el tema era muy Godínez, y eso generaba risa y simpatía. Era hacer una quiniela -entonces todavía analizaban esa modalidad- en la que podías apostar vía electrónica desde el trabajo. Eso les latía”, cuenta Israel Martínez.

Pero la realidad se impuso. “No dicen que nos salgamos de trabajar, pero yo tengo dos hijos y una familia que mantener… Dejas el trabajo cuando -el proyecto- ya vale la pena, no vas a tratar. Quien lo hace es porque todavía vive con sus papás; nuestra ventaja es que encontramos al equipo perfecto”, comenta Rogelio Castillejos.

Esta modalidad de trabajo, en la que echan mano de herramientas como Skype y los correos electrónicos, implica usar las horas de comida para gestionar la plataforma; organizar la lista de tareas y revisar los avances al final del día. Estar dispuesto a hacer lo del otro, cuando se atraviesa una junta de trabajo.

“Creo que estamos creando un nuevo concepto de emprendedor. Queremos hacer nuestro proyecto, y no necesariamente tienes que dejar de trabajar, o de hacer otras actividades” agrega Israel Martínez.

“Muchas startups hubieran pedido fondos para hacer lo que nosotros tenemos ahora. Más adelante queremos llegar con un inversionista y mostrarle lo que hemos hecho sin dinero -Los socios han invertido poco más de 20,000 pesos en crear la plataforma- y que vea de lo que somos capaces de hacer sin fondos, y hasta dónde podemos llegar con recursos”, subraya Rogelio Castillejos.

Fucho y Tocho está en proceso de constituirse como empresa. Por lo pronto, cuenta con más de 252 usuarios y, a partir del 10 de julio comenzará a funcionar la modalidad de pago, a través de Openpay. En agosto, con el arranque de la temporada de futbol americano de la NFL, se habilitará esa opción.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario