Financiamiento, capacitación y red de contactos, el objetivo de Mujeres al Mundo de HSBC

La iniciativa ofrece servicios financieros y otros beneficios como capacitación y una red de contactos. Foto: Especial

HSBC México quiere contribuir a cerrar la brecha de género que prevalece en el país en materia de inclusión financiera, y por ello ha ampliado su programa Mujeres al Mundo, para que más mujeres sean atendidas de forma integral, y no sólo con un producto.

La primera etapa de Mujeres al Mundo, lanzada en enero del 2022, estaba centrada en empresarias y emprendedoras con una atención integral, y ahora podrán acceder a ello, todas las personas físicas usuarias de cuentas de débito, tarjetas de crédito, seguros y otros productos financieros.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2021, 62% de las mujeres del país tiene al menos un producto financiero, contra el 74% de los hombres. En conferencia de prensa en la que se hizo el anuncio, se dieron a conocer otras cifras que reflejan esta brecha de género, como el que 8 de cada 10 mujeres, usan efectivo para efectuar sus compras; ellas usan menos las tarjetas; sólo 10% tiene algún tipo de seguro, y 85% no cuenta con herramientas para administrar su dinero.

Mujeres al Mundo de HSBC, se trata de una oferta integral, que incluye condiciones preferenciales en productos y servicios financieros para ellas, pero también otros beneficios como capacitación y una red de contactos.

Pablo Elek, director general adjunto de banca de consumo de HSBC México, explicó que la primera etapa, ha atendido a 600 empresarias, con 22 millones de pesos en crédito.

Detalló que ahora este programa se amplía a todas las mujeres que así lo deseen, ofreciéndoles no sólo servicios financieros con beneficios exclusivos, sino también redes de contacto y capacitación en materia de educación financiera.

Cuáles son los beneficios

El directivo puntualizó que, por ejemplo, en materia de servicios financieros, se otorgarán seguros de vida, ahorro y auto en condiciones preferenciales; mientras que en tarjetas de crédito, habrá ofertas especiales, y acceso permanente a descuentos y promociones con sus tarjetas de débito y crédito.

En relación con la capacitación y mentoría, habrá acceso a contenido y programas educacionales para impulsar su desarrollo, con descuentos en un diplomado con la Universidad Anáhuac; además de a pláticas y webinars con expertos, sin costo.

Y en lo relacionado a redes de contactos, habrá acceso a una comunidad de mujeres que les permitirá potencializar su crecimiento personal y profesional, también a costos preferenciales.

Contribución al impulso de las autoridades

“La segunda fase de Mujeres al Mundo nos permite llegar ahora a todas las mujeres que utilizan servicios financieros en el país, sean estudiantes, amas de casa, empleadas, emprendedoras o profesionistas independientes. Nos permite también unirnos al impulso que las autoridades están haciendo para profundizar los servicios financieros entre la población femenina. Queremos contribuir a que más mujeres participen y accedan a servicios más enfocados en ellas”, dijo Jorge Arce, presidente y director general de HSBC México.

Agregó que desde HSBC hay muchas estrategias en este sentido a nivel mundial, como un fondo de 1,000 millones de dólares para apoyar a mujeres en 11 países, incluido México, pero no sólo con financiamiento competitivo.

El director de HSBC México mencionó que hoy 30% de los cargos de nivel ejecutivo y directivo en la institución están en manos de mujeres, pero aclaró que se aspira a más e incluso expresó su deseo de que, en su momento, quien lo releve sea una mujer.

En este sentido, consideró que más bancos deberán ir sumándose a este tipo de estrategias.

Más productos para ellas

Elizabeth Noriega, vicepresidenta jurídica de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), destacó la relevancia de que las instituciones desarrollen más productos para segmentos específicos, considerando las particularidades de cada uno, pues de acuerdo con un diagnóstico de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el 23% de los bancos cuenta con al menos un producto financiero diseñado para las mujeres.

A su vez, Carolina Maldonado del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), expresó que para cerrar las brechas de desigualdad, las instituciones financieras deben entender las barreras que aún viven las mujeres y pensar en soluciones que tomen en cuenta su contexto socioeconómico y cultural.

CRÉDITO: 
Edgar Juárez / El Economista