La falta de fondeo evita emprender

María Ariza, directora general de la Biva. Foto EE: Archivo

Una buena idea y el deseo de hacer cambios importantes en el mundo son ingredientes básicos para emprender; sin embargo, esto no basta para alcanzar el éxito y mantenerse vigente, ya que se requiere de financiamiento.

En México, uno de cada cinco adultos ha emprendido o tiene un negocio con tres años de antigüedad. Además, el país ocupa el segundo lugar en la creación de startups en América Latina, pero desafortunadamente 75% de los proyectos están destinados a no crecer e incluso desaparecer, indicó María Ariza, directora general de la Bolsa Institucional de Valores (Biva).

“Sólo 0.7% de las startups pasará a la siguiente fase. Falta talento, recursos, herramientas tecnológicas y acceso al financiamiento, esta última es la principal causa del poco crecimiento de las empresas mexicanas”, dijo durante la Semana Nacional del Emprendedor.

Destacó que por el poco acceso a financiamientos, 70% de las empresas no está innovando y 90% no tiene acceso a tecnología de punta, lo que les impide crecer.

Por ello, a pesar de que las micro, pequeñas y medianas empresas representan 99.8% de las compañías totales en México, sólo aportan 36% de la producción bruta, mientras que 0.2%, que son las grandes compañías, dan 64 por ciento.

Opciones de financiamiento

La directora de BIVA destacó que el acceso a fondeos es lo más complicado para los emprendedores por lo que la opción que prefieren es el crédito bancario, el cual tiene una penetración de 32 por ciento.

Aunque el crédito bancario es el más solicitado, existen otras opciones para ayudar a los emprendedores a financiar sus empresas: sofomes, fintech, capital semilla, emprendedor, privado y mercado bursátil.

Sobre las sofomes (sociedades financieras de objeto múltiple), éstas tienen una penetración de 5.6% y en el país existen cerca de 1,400. El problema es que muchos desconocen su existencia.

Otra opción de financiamiento es el capital privado, aquel que dan los inversionistas a cambio de un porcentaje de acciones de la empresa y con quién tendrán una relación de cinco años.

“La Amexcap tiene 180 tipos de capital en México. Nuestro país es capaz de atraer capital tanto nacional como extranjero. Hay 20,000 millones de dólares esperando invertirse­ en emprendedores”, dijo Ariza.

Por otra parte, está el capital semilla que otorga desde 50,000 dólares a los emprendedores que tengan la capacidad de mantener a la empresa sostenible. La persona es más importante que el proyecto.

Ariza mencionó que México ocupa el lugar número 15 en la economía del mundo y se espera que para el 2050 alcance la octava posición, pero para que esto sea posible hay que seguir impulsando a las pequeñas empresas y atraer más inversión, algo que Biva quiere lograr.

En Biva se acompaña a las pequeñas y medianas empresas antes, durante y después de su colocación con programas de visibilidad y puedan tener apertura en los mercados, finalizó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario