Ethic Hub, la startup que conecta a inversionistas con agricultores

Une a productores de café con compradores. Foto: Especial

Por medio de crowdlending y tecnología blockchain, Ethic Hub brinda financiamiento a los agricultores mexicanos a tasas de intereses accesibles.

Vivir en dos países, México y España, y su cercanía con el café, llevó a Jori Armbruster a crear Ethic Hub, plataforma de crowdlending, que brinda financiamiento a agricultores a bajas tasas a partir de fondos recaudados por inversores.

Al conocer ambos países se dio cuenta de que el financiamiento para los agricultores de café tenía mayores intereses en México que en Europa, a pesar de que el riesgo era el mismo.

“La gente tiene solamente una ventana de ingreso, que es con la venta de la cosecha, no pueden hacer pagos mensuales ni quincenales y viven en zonas muy alejadas; de ahí que su único acceso a financiación sean los coyotes, que son gente que les compra anticipadamente la cosecha; les prestan dinero condicionada a la entrega del café”, dice en entrevista Gabriela Chang, cofundadora de la plataforma.

Por ello, hace dos años, con el uso de tecnología blockchain, los emprendedores crearon Ethic Hub, que por medio de crowdlending, que son préstamos colectivos, brinda financiamiento a los agricultores.

“El crowdlending es un supernegocio dentro de los países, pero se queda dentro porque hacer transferencias internacionales de montos pequeños es muy caro, pero por fin, la tecnología permite hacer esas transferencias de valor internacionales, incluso en cantidades pequeñas, de una manera transparente, trazables, segura y supereconómica”, detalla Gabriela.

Así muchas personas, a nivel mundial, pueden financiar a los agricultores.

Todos ganan

Con Ethic Hub, todos ganan, por un lado el inversionista incrementa el rendimiento de su dinero al tener un interés de 15% anual, el nodo local, que es el contacto con los agricultores obtiene 4%, y la startup 4 por ciento. Además, los inversionistas pueden diversificar sus recursos durante todo el año, debido a que el préstamo se segmenta en etapas, para siembra, cosecha, entre otras.

Además, los agricultores hacen un solo pago con un porcentaje de interés anual de entre 23 y 31%, porcentaje mucho menor al que suelen pagar a los coyotes.

Para obtener el préstamo, se requiere que el agricultor reúna un grupo de 20 personas. “Yo no los conozco, pero 19 personas sí y están dispuestos a pagar por él si no paga”.

La primera ronda

En la primera ronda de inversión participaron 60 agricultores de tres comunidades de Chiapas, a quienes se les prestó, en promedio, 1,000 dólares a cada uno. Ahora, la startup está en la segunda fase de crowdlending.

“Somos la única plataforma que cobra las comisiones sólo en caso de éxito, porque creemos que no es justo que alguien gane en caso de un impago. No te cobramos antes, sino una vez que ellos hayan pagado. Del pago se separa con los contratos inteligentes y redistribuye el dinero automáticamente a las cuentas de origen que financiaron a los agricultores, al nodo que la seleccionó y a Ethic Hub”, esto a partir de la tecnología de blockchain.

No hay límite de inversión ni de personas a participar, sólo se abre el contrato inteligente durante un periodo para juntar el monto necesario y, una vez que se junta, se cierra y se envía a la cuenta de los representantes de los agricultores, pero si el monto no se completa en el plazo estipulado, se regresa lo recaudado a las cuentas de origen.

“Ethic Hub no es un intermediario financiero, no te pido que confíes en mí y me des tu dinero para que yo se los preste a los agricultores, sino que instaló el puente tecnológico para que tú directamente los puedas financiar”, explica Gabriela.

Eso es lo que hace con los contratos inteligentes, se les programa con condiciones preestablecidas y una vez que se instalan en el blockchain no se puede modificar la seguridad que tienes de que las condiciones que tú acordaste nadie las puede cambiar.

También se asegura el pago del préstamo al generar alianzas para la compra del café, como la actual con la Borra del Café, que se comprometió a la compra del primer contenedor de 18 toneladas. De este enlace, Ethic Hub obtiene 3% de lo acordado.

Ethic Hub logró su primer financiamiento al realizar con venta de token en el 2018, con lo que reunieron más de 557,000 dólares para arrancar el proyecto y abrir oficinas en Chiapas. Ahora se encuentran en proceso de levantar una ronda semilla tradicional para darle difusión a la plataforma que ya ha recaudado 400,000 dólares.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario