Estamos a favor de la libre competencia: Rappi

Foto EE: Hugo Salazar

“UberEATS no necesariamente es competidor de Rappi” o al menos eso es lo que dice Adán Ramos, Country Manager de la startup latinoamericana de la entrega de productos a domicilio, quien asegura no estar preocupado por la llegada de nuevos actores, ya que “nosotros podemos vencerlos con mejores ideas, servicio y trato (…) Estamos a favor de la libre competencia”.

El representante de la empresa latinoamericana hace énfasis en que no van a “luchar” por un pequeño grupo de personas: “lo que hay allá afuera por capturar es muchísimo más grande que lo hay por pelear”. Esto después de que Simón Borrero, CEO y cofundador de Rappi, hiciera públicas –en SDPnoticias– las prácticas desleales de la estadounidense: “(…) nos están jugando sucio en ese sentido… nos hacen pedidos falsos a nosotros para tratar de reclutar a nuestra gente”.

Sin embargo, comenta el Country Manager, no han visto una escasez de rappitenderos –nombre que les dan a sus repartidores– al contrario, “estamos creciendo a doble dígito”. Cada semana 200 nuevos repartidores se integran a la empresa, los cuales se someten a una capacitación especializada antes de iniciar operaciones.

Cuando se le cuestiona acerca de la posibilidad de que los trabajadores de Rappi deserten para unirse a UberEATS o trabajen para ambas plataformas, Adán Ramos refiere que no es algo que tengan medido porque simplemente no les interesa hacerlo, ya que no existe la exclusividad dentro de la startup latinoamericana.

Confía en que las cinco verticales de negocio que ofrecen (supermercados, restaurantes, farmacias y bienestar, RappiCash y favores y antojos) sean suficientes para generar mayores ingresos a los repartidores, quienes se quedan con el 100% del costo del envío y la propina. En comparación con UberEATS, donde sólo se maneja la opción de restaurantes y, además, cobran una comisión de 20% a los trabajadores que utilicen el automóvil para cumplir con la entrega, 25% para quienes lo hagan en motocicleta y 30% si el medio de transporte es una bicicleta.

Al final, los repartidores se van a quedar en la que les genere mejores beneficios”, advierte.

Cambiar el modo de consumo, el objetivo

La aplicación que empezó a operar en Bogotá y que hoy realiza compras a domicilio para 300,000 usuarios en la Ciudad de México, tiene como visión cambiar el modo en el que consume la gente. Para Sebastián Mejía, cofundador y CFO de Rappi, el objetivo es ayudar a los usuarios a tener mayor control de su tiempo.

Nos enfocamos en cubrir todas las necesidades de los consumidores, queremos que los usuarios entren a la aplicación y encuentren de todo”, expone el cofundador.

Con esta idea, los más de 2,000 rappitenderos que generan ingresos a través de la plataforma, se encargan de atender los pedidos de diferentes zonas de la ciudad: Santa Fe, Roma, Condesa, Polanco y Del Valle. Aunque antes de cerrar el año se prevé que Guadalajara y Monterrey se unan a la lista.

Sebastián Mejía está convencido de que México es la plataforma ideal para desarrollar Rappi: “para nosotros es el lugar más importante de operaciones debido al tamaño del mercado y a lo complicado que se vuelve trasladarse de un lugar a otro”. Sin embargo, no desechan la oportunidad de insertarse en países como Brasil, Argentina, Chile; e incluso regiones como Asia, Medio Oriente y África, por lo que en tres o cuatro meses iniciarán una ronda de inversión para recaudar 30 millones de dólares, monto que les permitirá operar en diferentes partes del mundo.

¿Cómo funciona?

Basta con seguir las instrucciones y esperar a que el rappitendero te entregue tus compras:

  • 1. Descargar app móvil disponible en iOS y Android
  • 2. Proporcionar información básica de contacto
  • 3. Colocar la dirección donde quieres que te lleguen tus productos
  • 4. Seleccionar el tipo de producto a comprar
  • 5. Hacer el pedido e incluir propina (opcional)
  • 6. Elegir método de pago (efectivo o tarjeta de crédito)
  • 7. Esperar la llegada del rappitendero

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López / El Empresario