Estados más competitivos favorecen creación de pymes

El aumento de competitividad de un estado, que promueve la existencia de las pymes. Foto: Especial

La facilidad de interactuar con el gobierno, la conectividad digital y física, y la economía del estado, favorecen la apertura de negocios

¿En qué se asemejan Ciudad de México, Nuevo León, Coahuila, Querétaro y Jalisco? Son los estados más competitivos del país, con mejores condiciones de vida, economía, innovación y menor brecha salarial, lo que hace favorece la creación de negocios, de acuerdo con el Índice de Competitividad Estatal 2022, del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

“La competitividad nos dice qué tan bueno es el entorno económico, qué tan atractivo es para la inversión y talento, y qué tan fácil es, en particular para las pymes, abrirse y tener una resiliencia desde principio”, explica en entrevista con El Economista, Ana Gutiérrez, coordinadora de comercio exterior y mercado laboral en el Imco.

En sí, el emprendimiento tiene riesgos, pero entre mayor competitividad tenga un estado, éstos se mitigan y las pymes o micronegocios pueden sobrellevarlos.

El aumento de competitividad de un estado, que promueve la existencia de las pymes, comienza con la facilidad de interactuar con el gobierno, por ejemplo, a través de medios electrónicos que agilizan los trámites para abrir una empresa, pues entre más difícil, tiempo y dinero cueste el proceso, habrá desmotivación.

También destaca el acceso a información y procesos burocráticos del estado; la conectividad que se tenga como telefonía móvil, acceso a internet y terminales punto de venta; captación de ahorro; la forma de acceder a financiamientos; qué tan diversa es la economía en el estado y qué posibilidades existen para innovar, crear patentes o tener centros de investigación. “Todo genera un entorno donde es más fácil que una pyme nazca”.

De acuerdo con el informe, la Ciudad de México cuenta con estos elementos por lo que su calificación de competitividad es muy alta, destacando por tener un PIB per cápita de 407,839 pesos por persona, diversificación económica y uso de banca móvil.

En cambio, estados como Zacatecas, Michoacán, Chiapas, Oaxaca y Guerrero registran los índices más bajos de competitividad y la interacción con el gobierno es muy baja. Además, la banca móvil y telefonía están mal posicionados, lo que genera un difícil de prosperidad.

Esto afecta a las pymes al querer conseguir insumos para su negocio, y ganar clientes. Tampoco son estados con mucha seguridad, pues predomina el narcotráfico.

Guerrero tiene el peor desempeño en innovación y gobiernos, mayor porcentaje de delitos no denunciados (95%) y menor porcentaje de ingresos propios (2% de los ingresos totales). El Estado ocupa la posición 32 del índice desde hace 10 años, por carecer de políticas públicas que aumenten la calidad de vida, la infraestructura y de un gobierno eficiente y transparente.

Migración de pymes

María de Jesús es oriunda de Guerrero, en donde la situación se vuelve cada vez más crítica para prosperar. Cuando vivía allá, vendía comida y ropa, pero el crecimiento no era favorable y los precios debían ser bajos.

“Está muy pesado, uno hace de todo, lo que puede pero no avanzas. Tristemente muchos están prefiriendo irse con los narcos, que cada vez se posicionan más y con ellos ven el dinero fácil. Hay que buscar salir adelante como sea”.

La inseguridad y poco valor económico obliga a muchos pequeños empresarios a cambiar de rumbo y migrar a entidades con mejores condiciones. Para Gutiérrez se ha vuelto una disyuntiva entre “quedarse o prosperar”.

El estado de Guerrero, fue el que reportó la mayor migración, ya que 0.9% de la población se fue de la entidad, como María quien decidió, junto a sus hijos de 15 y 20 años, irse a Ciudad de México donde tiene mejor calidad de vida y mayores ingresos. Desde hace dos años llegó con unos familiares a la colonia Moctezuma y comenzó un negocio de comida y ropa, que si bien “no me he hecho millonaria”, le mejoró la vida.

“Con los parientes que tenía aquí fue más fácil, puse una fondita. Sí es más caro aquí, pero vale la pena. Me preocupaba que mis hijos terminaran de narcos o muertos”, recuerda.

Combatir la informalidad

Otro problema es el alza de la informalidad a nivel nacional y que también inhibe la competitividad por estado. Parte de las razones de la informalidad radican en el elevado costo para formalizarse, las cuotas patronales, los tiempos largos y el proceso burocrático, señala Gutiérrez.

Una forma de resolverlo es simplificar los trámites para emprender, generar un seguro de desempleo, dar acceso de salud gratuita y trabajar en los dos tipos de informalidad: la empresa que no está registrada y la que sí lo está pero sus contrataciones son informales. Al final dependerá de las políticas en cada estado.

“Una vez incorporadas las pymes, formales y con un entorno favorable, pueden tener efecto sobre el atractivo del estado para atraer inversión. Cuando tienes pymes eficientes y que pueden proveer servicios y productos buenos para las diferentes industrias, se vuelve más atractivo ese tipo de actividades y favorece su apertura, así como su atracción de inversión”, finaliza Gutiérrez.

Infografia-pymes

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario