Esta plataforma te ayuda a descifrar tu mercado

Foto: Especial

En México, la probabilidad de que un negocio muera en su primer año de vida es mayor entre los establecimientos de hasta cinco empleados (cuatro de cada 10), que en los de mayor tamaño. Incluso, su esperanza de vida es de apenas ocho años, contra los 15 que alcanzan las pequeñas empresas.

Una de las razones de su alto índice de mortandad en estos micronegocios es su desconocimiento de las características de la zona, de uno a dos kilómetros, donde operan: demografía, edad, ingresos, movilidad, tráfico, gasto, educación. Descifra, una plataforma de location analytics, ayuda a los emprendedores a decidir con mayor certidumbre dónde abrir su negocio.

La empresa fue creada en 2010 por Rodrigo Sarmiento y Roberto Wong, economistas del ITAM y del Tecnológico de Monterrey, y a la fecha ha generado más de 160,000 reportes de mercado para personas que han aplicado a las convocatorias del Fondo Nacional Emprendedor. Cada semana el equipo de 15 personas de Descifra realiza 1,500 análisis, comenta en entrevista Roberto Wong.

Para generar la información sociodemográfica, económica y de tráfico de cada negocio que solicita sus servicios, la startup mexicana utiliza el big data con un componente georreferenciado, explica Wong.

“Esa gran cantidad de datos la podemos relacionar con el territorio y se va convirtiendo en capas de información, que se hablan entre sí y nos comiencen a decir cosas del comportamiento del ser humano, de los hogares, de los negocios, de las políticas públicas. Ése es el fondo de nuestro negocio”, expone.

Los datos, abunda Rodrigo Sarmiento, los toman de fuentes públicas como el INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) y de los gobiernos estatales, así como de referencias privadas. Con esto han podido crear tres diferentes tipos de servicios: Revela, dirigido a micros y pequeños negocios que deseen saber dónde es el mejor lugar para abrir local y de qué giro. En unas semanas estará habilitado para acceder a él desde la plataforma, sin necesidad de participar en el FNE.

“Estamos trayendo facilidades que antes eran muy tardadas. La gente decía que si quería saber algo respecto a un punto tenía que hacer su estudio de mercado, encuesta y en tres meses tenía su respuesta, en eso ya perdió tiempo y dinero. La idea de esto es que sea inmediato y más barato”, asegura Sarmiento.

El análisis tendrá un costo de entre 5,000 y 10,000 pesos y se generará en 10 minutos.

El reporte que se genera es de fácil lectura. Para llegar a ese punto de simplicidad, los fundadores tuvieron que desechar cuatro plataformas previas. En ese proceso de estandarización contaron con el apoyo de Wayra, la aceleradora de Telefónica.

El segundo esquema es Omen, para franquicias y cadenas. Además de dar información sociodemográfica, económica y de tráfico, mediante machine learning (estamos a un paso de la inteligencia artificial, asegura Wong), que toma en cuenta 950 variables, son capaces de predecir en dos minutos cuánto venderá la nueva sucursal.

El tercer servicio está dirigido al gobierno y el objetivo es ayudarlos a desarrollar políticas públicas de previsión: dónde hace falta una escuela, un corredor comercial, temas de inseguridad y delincuencia, infraestructura urbana, entre otros. “Son plataformas que se hacen a la medida para secretarías y unidades de gobierno”, expone Wong.

Pero ¿por qué pagar por un reporte de mercado si esa información la tiene INEGI y otras dependencias del gobierno? Se les cuestiona. Roberto Wong argumenta que hasta que esas instancias no integren a su información modelos predictivos y de estadística que respondan a la pregunta ¿abres el negocio o no? no tienen sentido para el microempresario.

“El problema no es la información, sino cómo se procesa y entrega para que un microempresario la pueda entender”, resume.

Sin contar a las mipymes que atienden a través del FNE, Descifra trabaja con 40 grandes corporativos de diferentes giros: mensajería, ferretería, restaurante, gimnasios, tiendas de deportes. El servicio no sólo es para establecimientos físicos, la plataforma ha ayudado a compañías a decidir en qué ciudades abrir sus canales de distribución, a quién dar microcréditos, entre otros servicios, explica Sarmiento.

Los emprendedores aseguran que su crecimiento ha sido exponencial en los últimos tres años del lanzamiento de la plataforma (200%), que coincide con la estandarización y automatización del servicio, lo que ha posibilitado llegar a más gente.

Los primeros años de incubación del proyecto, Wong y Sarmiento se financiaron con capital de amigos y familiares. Los primeros fondos de inversión que contactaron no creyeron en la propuesta, pero ahora que está más pulida, comienzan a acercarse, aseguran los jóvenes empresarios, quienes por último comparten que su plan para el 2017 es abrir una oficina en Estados Unidos para atender ese mercado.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.