Esent, la app para reservar, ordenar y pagar en un restaurante desde el celular

La aplicación no cobra comisión. Foto: Especial

Tener un regreso de actividades seguro es fundamental, sobre todo en los restaurantes, que de acuerdo a la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera, 120,000 restaurantes han bajado definitivamente sus cortinas.

Aunque el gobierno de la Ciudad de México y el Estado de México han permitido la apertura de restaurantes en terrazas, mientras el semáforo epidemiológico continua en rojo, permanecer en las filas a la espera de ingresar o permanecer mucho tiempo para que lleguen los alimentos podría ser complicado por ello, el emprendedor mexicano Kelvin Perea creó Esent, aplicación para reservar, ordenar y pagar desde el celular.

El objetivo es “que el comensal reserve, ordene su comida y pague antes de llegar al restaurante, con este proceso se optimiza el tiempo y eliminan momentos clave donde puede surgir ese contagio, que puede ser cuando toman la orden o en la fila”, mencionó Kelvin.

A partir de una experiencia de cero esperas, los negocios, de cualquier tamaño, pueden brindar un servicio más seguro y evitar contagios de Covid-19. “Disfrutar de la comida sin tiempo de espera”.

El emprendedor detalló que el aforo del 30% en los restaurantes podría generar aglomeraciones y una herramienta de gestión podría hacer más fluida la rotación de mesas.

La aplicación ya ha sido probada en restaurantes de Villa Hermosa, Tabasco y se está en pláticas con diversos restaurantes de la Ciudad de México y zona metropolitana para su implementación. Además, no cobra comisión.

“Decidimos no cobrar comisión porque el margen de ganancias de muchos negocios es del 40%, por platillo, a veces un poco menos, y que una aplicación le cobre el 30% deja de ser rentable para el negocio”, afirmó Kelvin.

Sólo se cobra una mensualidad de 600 pesos al mes a los restaurantes por el uso de la plataforma. Además, los negocios que se sumen a la aplicación durante semana foro rojo se les elimina la mensualidad por todo 2021.

Del lado de los comensales, únicamente pagan un 10% adicional del platillo. Por ejemplo, si el consumo es de 200 pesos y dejas una propina del 10, en total, con el cobro de la aplicación el comensal estaría pagando 240 pesos. “Dándole al restaurante el 100% y tu como comensal teniendo una experiencias de cero esperas y personalizada”.

Esent implementó en diciembre la reserva de mesas para posadas, donde hasta 10 comensales podía llegar y tener los platillos listos. Por medio de un link cada persona podía seleccionar su platillo y bebida, incluso pagar su cuenta individual, evitando esperar a que llegará la comida, esa modalidad se planea llevar a la reapertura de restaurantes.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario