Escaso, el registro de contratos

A pesar de los beneficios legales que tiene registrar los contratos de franquicias, existe poco interés por parte de los franquiciantes para realizar este acto previsto en el artículo 142 de la ley de la Propiedad Industrial.

De acuerdo con Joseph Kahwagi Rage, director de Marcas del Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI), durante el 2007 se registraron 1,088 contratos de franquicias, 29 más frente al 2006, cuando sumaron 1,059.

"Para los franquiciatarios realizar este trámite representa estar reconocido por el Instituto como un usuario autorizado para hacer uso de la marca en determinado territorio bajo ciertos parámetros contenidos en el contrato", explicó por su parte Enrique Alcázar.

El director General de la consultoría Alcázar & Aranday, dijo que este trámite les da a los franquciatarios certeza jurídica, mientras que al franquiciante lo respalda en el momento que el franquiciatario incumpla con el contrato.

Hay dos causas que el entrevistado atribuye a esta situación, la primera es que el registro se trata de una decisión voluntaria, la ley no obliga a que se realizar este acto. La segunda es la falta de interés de los involucrados.

"Hay que señalar es que no hay una sanción para quien no haga el registro, porque ni eso le va a restar validez a los contratos o generar controversia en caso de que no exista el registro", explicó Alcázar.

Registrar un contrato de franquicia no es una novedad para los franquiciantes, pues antes de que se reformara el artículo 142, esta actividad ya se llevaba a cabo, ahora sólo se tienen que precisar datos como domicilio, identificar las partes y anexar un ejemplar del contrato de franquicias.

La labor del IMPI es verificar que cada contrato tenga cada elemento que marca la Ley de Propiedad Industrial como requisito para ser registrado como contrato de franquicias, desde las modificaciones hechas en el 2006.

Frente a esta situación lo único que se puede hacer es una mayor promoción de los beneficios de registrar cada contrato de franquicia, con lo que se estará creando una cultura en el mercado de franquicias.

Es importante que se haga este registro porque da certidumbre y seguridad jurídica a los inversionistas nacionales e internacionales que quieren realizar negocios en el mercado mexicano.
[email protected]

CRÉDITO: 
Omar Becerril Castillo