El emprendimiento que enseña STEAM a niños

Capacita a los niños con habilidades para el futuro. Foto: Shutterstock

El futuro es incierto, pero podemos predecir qué cambios podrán ocurrir, por ejemplo, el avance tecnológico será tan grande que muchos de los empleos actuales serán obsoletos en unos cuantos años, por ello hay que comenzar a prepararse para recibirlos­, especialmente los más pequeños, quienes se desempeñarán en ellos.

Para contar con las habilidades necesarias para los empleos del futuro, la capacitación debe darse desde las etapas más tempranas de la vida, eso lo sabe Pinion Education, consultoría mexicana que desarrolla e implementa un modelo de aprendizaje enfocado en el desarrollo de competencias STEAM (ciencias, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas, por su sigla en inglés).

Rodrigo Assael, fundador y director general de Pinion Education, explicó que el objetivo de la consultoría, que comenzó a operar en el 2014, es capacitar a los alumnos en temas tecnológicos, de ciencias, artes y matemáticas a través de la generación de proyectos que resuelvan problemáticas actuales.

“Las empresas se están transformando, implementan más inteligencia artificial y otras tecnologías, pero nos dimos cuenta de que los estudiantes no se están capacitando en ello. Así fue como nos enfocamos en prepararlos para que, cuando entren al mercado laboral, tengan las habilidades tecnológicas requeridas para el 2030, por ejemplo”, explicó en entrevista con El Economista.

El modelo

Assael indicó que la forma de lograr su objetivo es yendo a las escuelas y al hacer del aprendizaje del STEAM una materia más que se incorpora con las clases de computación, donde los salones se convierten en espacios de creatividad, retos tecnológicos, colaborativos y de comunicación. También cuentan con impresoras 3D, aprenden de robótica, electrónica y programación.

En cada sesión, los alumnos construyen proyectos que mejoran el entorno y que incorporan todos los elementos aprendidos como tecnología. Para ello, también capacitan a los profesores sobre los modelos de enseñanza y actividades a desarrollar.

La finalidad es que los alumnos aprendan el proceso de diseñar las soluciones para entregarlas a técnicos para que las ejecuten.

Assael confesó que trabajar con los niños es la parte más sencilla de su labor, porque les encantan los temas y aprenden muy rápido; el reto, en muchas ocasiones, son los adultos quienes llegan a temer a estas iniciativas.

“Los encargados de la educación de los niños debemos perderle el miedo a estas iniciativas. Observamos que tienen miedo porque es un gran salto, ya que van de enseñar procesadores de texto u hojas de cálculo, a programar e impresión 3D. Aquí entramos llevándolos de la mano para que lo implementen de forma sencilla”, reveló.

Reto Pinion

Con el objetivo de conocer el talento de los estudiantes que van desde primero de primaria hasta sexto semestre de preparatoria, este año se creó la primera edición del concurso Reto Pinion, donde 56 estudiantes de primaria y secundaria presentaron una serie de propuestas ideadas para resolver las dificultades que enfrentan los miembros del colectivo de personas con discapacidad en México.

Los ganadores de primaria diseñaron un bastón de apoyo para personas con discapacidad. En la categoría secundaria ganó una mano robótica como prótesis, con el uso de cinco motores conectados a una placa Arduino (plataforma de hardware libre).

El programa actualmente está presente en 50 escuelas privadas en 13 estados de la República Mexicana y beneficia a más de 20,000 alumnos, pero el objetivo es llegar al sector público. Aún no se tiene la fecha para ello, pero Assael dijo que ya están trabajando en ello.

“Queremos llegar a la gente de todo el país, porque así seremos más competitivos y estaremos mejor preparados”, finalizó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario