Emprende en el mundo de los videojuegos

Foto: Especial

Alejandro Gutiérrez hizo de su pasión al juego una forma de vivir; creando productos y servicios.

Seguramente en la infancia pensaste ser futbolista, cineasta o vivir de los videojuegos, y probablemente tu familia te decía que debías hacer algo de provecho: estudiar y tener una carrera; ser contador, economista o médico; sin embargo, vivir de los videojuegos no es imposible, se requiere pasión y dedicación.

Así lo comprobó Alejandro Gutiérrez Lizardi, emprendedor que se dedica a su pasión: los videojuegos.

Alejandro se define como gamer, otaku, friki, amante de Kirby y The King of Fighters, y enseña, producey gestiona en industrias creativas de videojuegos en México.

Para el emprendedor, “de ninguna carrera te mueres de hambre si cumples un principio: ser profesional”, para lo que no se requiere un título profesional, sino ser leal con cada cosa que hagas, dice en entrevista para El Economista en su conferencia “Gamer por competencias… ¿y ahora a qué me dedicaré en el futuro?”, durante el evento de emprendimiento e innovación Talent Land.

Se piensa que emprender en el mundo de los videojuegos sólo es programar, diseñar gráficos, crear torneos o ligas y por supuesto ganar dinero, y aunque son algunos de los principios, también se puede enseñar, crear productos y servicios para el mercado ya sea de audio, video o administración de eventos.

Para realmente emprender, ya sea en el mundo de los videojuegos o en cualquier área, dice Alejandro, hay que definir bien el objetivo porque sólo así se llegará a una meta o de lo contrario, se está en el limbo.

Además, no se deben dejar las cosas para mañana. “Hoy ponte la meta de lo que quieres, lo que desees lo puedes hacer y nadie llegará a dártelo, muchas veces tú tienes que crearlo porque no existe”, dice Alejandro.

Gamer por competencia

Alejandro siempre ha sido un apasionado de los videojuegos y para forjar su camino en esa área, comenzó asistiendo a eventos de anime como La mole, donde entró como voluntario y 10 años después se convirtió en chip marketing officer de la TNT, donde durante cinco años coordinó el área de Marketing.

A la par de su programa de radio donde hablaba de videojuegos, comenzó a coordinar eventos y convenciones, así inició su carrera en el mundo gamer.

Actualmente trabaja en tres empresas, en una es freelancer, donde es profesor e imparte talleres de historia de los videojuegos y gestión de la industria creativa.

“Mi godinato, mi horario de 9 a 6 está en una empresa que se llama Pink Noise, dedicada a la localización y doblaje de videojuegos. Trabajamos con desarrolladores que están iniciando y con proyectos AAA con empresas de grandes nombres”.

La tercera es Anime Latam, empresa en la cual consolida sus emprendimientos freelancers orientados al anime, manga y videojuegos.

La empresa surge después de que Alejandro se dedicara a las relaciones públicas, creación de eventos y contenidos, y ayudar a las empresas extranjeras a traer licencias a México.

“Hoy, estas tres habilidades las combino mejor que hace cinco años, porque a la fecha puedo determinar si doy o no doy clases un semestre o si prefiero dar una conferencia”.

Su carrera lo llevó a ser gestor cultural de Japón en México. En un viaje que realizó a ese país se dio cuenta de que el trabajo en equipo y el profesionalismo son fundamentales para llevar una empresa al éxito.

“Tras ir a Tokio y que me cerraran la puerta al minuto de llegar tarde, me dije: esta gente no pierde el tiempo. Entonces valoras el tiempo de los demás, el tuyo y tu calidad de vida con relación a eso. También fui de esos de ‘en 5 minutos’, la clave está en el profesionalismo”, finaliza.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario