¡Echale! a tu casa va por 9,000 ejecuciones

Foto: Cortesía

Luego de un 2014 complicado para el sector de la vivienda, ¡Echale! a tu casa se enfila a un 2015 más promisorio. La empresa social, ganadora de la final The Venture México, prevé que este año repunte la autoconstrucción en zonas rurales y en dos años logren realizar las 9,000 ejecuciones.

“El 2014 fue un año que no quisiéramos volver a vivir. Fue durísimo”, sostiene Francesco Piazzesi, quien explica en entrevista que el cambio de reglas del Plan Nacional de Vivienda impactó a la industria de la construcción, incluyendo al joven segmento de vivienda sustentable, que se ha tenido que adecuar a las nuevas normas.

“En el 2013 y el 2014 la cifra –de autoconstrucción- bajó. Este año y el siguiente queremos llegar a 3,500 acciones y a 9,000 en el 2017, y así impactar a 50,000 familias con esta tecnología verde”.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Vivienda Verde (Convives) en 2013 !Échele! a tu casa tuvo 1,117 acciones de autoproducción de vivienda, de un total de 16,000 que realizaron las empresas de ese sector. El gobierno destinó subsidios por 500 millones de pesos, por lo que era necesario expandir el número de intermediarios financieros.

Y justamente ese es uno de los planes de Piazzesi, convertirse en intermediario financiero. “En 2009 había solo un intermediario financiero acreditado ante la Sociedad Hipotecaria Federal; ahora hay 20 intermediarios y 20 proveedores de tecnología, unos son prefabricados y otros nos inclinamos a lo social. Es algo que ha ido creciendo, aunque no tanto como quisiéramos, la demanda nos rebasa por mucho”.

Dotar de vivienda a la población abierta es un tema complejo para una industria naciente, considera Piazzani. En México existe un rezago de 9 millones de vivienda social, a lo que se suman 4.9 millones de familias que viven en casas de cartón o lámina. El emprendedor menciona que empresas sociales, como ¡Echale! a tu casa, pueden ayudar a resolver ese problema, a la vez que generan desarrollo y riqueza para la población.

“La vivienda es uno de los grandes dínamos del país, en el que la comunidad es parte del esfuerzo y del beneficio”, sostiene.

En la autoconstrucción de vivienda en zonas rurales o marginadas, el beneficiario realiza una aportación inicial, que en algunos casos es de 3,000 pesos, y que incluye el pago para la fabricación de ladrillos elaborados con material sustentable, y cuyo costo es de 1 peso por pieza.

¡Echale! proporciona la materia prima y la maquinaria para elaborar el material. El beneficiario fabrica sus propios ladrillos y recibe un pago de 200 pesos por jornada. Además de capacitación y los manuales para edificar la casa. Personal de la empresa supervisa la obra, el hogar es equipado con otros elementos ecológicos, como celdas fotovoltaicas, estufas patsari y captadores de agua pluvial.

Por ejemplo, para una vivienda de 90,000 pesos, el beneficiario aporta cerca de 10,000 pesos de ahorro previo y gastos de apertura y seguro. La obra tiene un subsidio de 33,000 pesos y el beneficio paga 48,000 pesos en pagos de 360 pesos a un plazo de 60 semanas.

¡Echale! a tu casa nació hace 18 años como una organización no gubernamental (ONG). Ante el reto de conseguir financiamiento en 2006 se transformó en una empresa social en 2006. En la actualidad funciona como franquicia social con 14 unidades. A la fecha ha construido más de 30,000 viviendas y más de 150,000 mejoramientos en los estados de Campeche, Durango, Tamaulipas, Morelos, Puebla, Nayarit y Jalisco.

RUMBO A SILICON VALLEY

El programa de impulso a empresas sociales patrocinado por Chivas Reagal, The Venture, recibió 231 iniciativas de impacto social. Como proyecto ganador ¡Échale! a tu casa competirá ahora por un millón de dólares en la final internacional que se celebrará en julio en SiliconValley , donde además vivirá una semana de bootcamp.

El jurado integrado entre otros por la periodista Karla Iberia Sánchez; la coordinadora de Proyectos de la Dirección de Capacitación e Innovación de la Secretaria de Economía, Carmen García Gómez y el fundador de Café Punta Del Cielo, David Villalobo, votó a favor de la iniciativa de Piazzesi, la cual fue reconocida en 2007 con el Premio Nacional de Vivienda. En 2011, el empresario fue nombrado Emprendedor Social por el Foro Económico Mundial y en 2013 recibió el premio de la fundación American Business Customs.

A pesar de ello, asegura que participar en The Venture significó tener los nervios “a flor de piel”.

“Que Chivas haya entrado al mundo del emprendimiento es fantástico. No sabíamos que pasaba, nos enteramos de la convocatoria por las redes sociales; participar nos ayudó a estructurarnos y pulir el proyecto porque la gente –que participa- está cada vez más preparada”, finaliza.

[email protected]

acv

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario