De diseñar ropa de mezclilla ecológica a crear limpiadores naturales

Los repelentes, limpiadores y aromatizantes son de ingredientes naturales. Foto: Cortesía

Cada vez más las empresas son más conscientes de cuidar el medio ambiente y diseñar productos que no representen daño al planeta ni la salud de las personas. Ejemplo de ello es Kepler, empresa que elabora aromatizantes, bactericidas, repelentes y limpiadores multiusos ecológicos y naturales de la más alta calidad.

Kepler nació en 2017, cuando Pedro Tarno, su fundador, se dedicaba a la confección de ropa de mezclilla ecológica. Para mantener la textura y los colores de las prendas, éstas no se debían lavar, lo que ocasionaba malos olores. Al buscar una solución, desarrolló un aromatizante de ingredientes de origen natural a base de menta, romero, eucalipto y lavanda. Con el tiempo, el aromatizante fue ganando popularidad y otras boutiques ecológicas se interesaron en el producto.

Además de los ingredientes utilizados en sus productos, su filosofía de convivencia constructiva con el medio ambiente abarca la tecnología con la que produce sus envases, hechos de bioplástico y resina de agave, convirtiéndose así en recipientes sustentables y con menos derivados de petróleo.

Un salto exponencial

El éxito del aromatizante llamó la atención de un director regional de Walmart de México y Centroamérica, quien invitó a Pedro Tarno a ser proveedor de la compañía. Al poco tiempo, ya vendía su producto en dos tiendas Walmart en Monterrey, después en 30 tiendas más en la zona norte del país, hasta llegar a 53 unidades Walmart a nivel nacional.

Al principio, los productos eran entregados por ellos mismos en las puertas de las tiendas, pero con su progresiva popularidad y expansión, esto se complicó. Para poder satisfacer las necesidades de logística y transporte, Kepler solicitó que sus productos pudieran entrar al Centro de Distribución de Walmart, y así poder llegar a más lugares.

A partir de 2018, Walmart de México y Centroamérica los seleccionó para formar parte del programa “Adopta una PyME”, el cual otorga apoyos temporales que benefician a los pequeños y medianos empresarios para que incrementen su productividad, competitividad, venta y el posicionamiento de sus productos en los distintos formatos de la empresa.

Como resultado, en este 2019 incorporaron sus productos en 22 tiendas Superama, lo que ha representado un crecimiento del 2,204% en ventas, a comparación de las del mes de abril 2018.

“Con el programa, todas las negociaciones se han facilitado y se ha optimizado la comunicación con compradores y personal de logística. Esto ha representado mejoras que nos han permitido invertir en la maquinaria necesaria de etiquetado y agitadoras para expandir el negocio”, comentó Pedro Tarno.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario