Detonan empleo a través de cadenas híbridas

Foto: AFP./ elempresario.mx

Emprendedores sociales y grandes organizaciones productivas llevan a cabo una interesante experiencia: ofrecen trabajo a los desocupados y mantienen la rentabilidad de sus empresas.

El desempleo y la delincuencia son dos factores que la crisis económica ha detonado en los últimos años, aseguran los emprendedores sociales y las grandes organizaciones productivas; la principal pregunta que les viene a la mente es: cómo solucionar dicha situación y ofrecer un trabajo seguro a cientos de desempleados, sin dejar de lado la rentabilidad de sus empresas.

Así comenzó en 2007 una alianza entre Danone y Cauce Ciudadano, organización civil que ayuda a mujeres y jóvenes en situación de calle a obtener un empleo formal.

La necesidad de Danone era imperante: colocar su producto en cruceros y hacer una labor de venta “hormiga” casa por casa. La de Cauce Ciudadano era la de ofrecer empleos dignos, remunerados y con seguridad social a mujeres que no lo tenían, y que, por consecuencia, no podían independizarse y salir adelante por sí mismas.

“Nosotros buscábamos tener rentabilidad con filantropía de por medio, pero más que eso buscábamos tener un negocio incluyente que nos permitiera impactar positivamente a la sociedad, sin embargo, tuvimos muchos problemas para lograrlo”, expresó Humberto Chablé, jefe regional de Ventas de Danone.

Por su parte Carlos Cruz, director de la organización civil, al contar con esta fuerza laboral dio solución a las demandas del proyecto corporativo e incorporó a un empleo formal a dichas mujeres.

Como resultado de lo anterior, entre las dos organizaciones surgió una cadena híbrida: una alianza comercial para asegurar sostenibilidad y un modelo de negocios diseñado para favorecer la inclusión social y la ciudadanía económica.

Danone comenzó con 65 cruceros hace tres años y hoy las vendedoras están en 200, ubicados en Distritos Federal, en los cuales se venden 6,000 kilos de yogurt al mes y 25,000 litros de agua Bonafont.

Este sólo es uno de los casos que promueve Ashoka junto con la Fundación del Empresariado en México (Fundemex), con el fin de aprovechar la fuerza y financiamiento de la iniciativa privada para generar negocios sostenibles con impacto social.

Durante su primer “Taller sobre Cadenas Híbridas de Valor”, realizado el día de ayer, otras historias se hicieron escuchar. Tal es el caso del acuerdo entre Isabel Cruz, directora de AMUCSS, red de 60 micro-bancos rurales que atienden con servicios financieros a más de 160,000 personas en comunidades marginadas, y la compañía ZURICH para la promoción de micro-seguros de vida. Actualmente tienen contratados más de 50,000 seguros.

También se dio a conocer la historia de Francisco de la Torre Ceballos, directivo de empresas multinacionales de consumo, que lanzará un aparato auditivo con un costo de hasta 90% más bajo en el mercado, con su firma Conversión Sound Latino América. La idea de crear un equipo accesible para las mayorías vino de la experiencia de tener un hijo con deficiencias de audición.

Una reflexión sobre el tema: "Corporativos y emprendedores haciendo la diferencia".

[email protected]

CRÉDITO: 
Samantha Álvarez