Las cuatro claves de Rappi para convertirse en un unicornio

Simón Borrero, CEO y fundador de Rappi. Foto: Especial

Hace tres años y medio Simón Borrero fundó Rappi en Colombia, en ese entonces eran ocho personas las que conformaban el equipo, ahora son más de 30,000 en siete países de Latinoamérica.

El esfuerzo y persistencia del colombiano ha permito que la empresa tenga un crecimiento de 400% al año y que en 2018 fuera valuada en 1,000 millones de dólares.

Simón Borrero fue reconocido como el empresario del año por el diario La República. Durante la ceremonia de reconocimiento, el emprendedor mencionó que le ilusiona poder ayudar a las personas, a que tengan mayores ingresos económicos y darle ese ingreso adicional a quienes lo necesitan.

También compartió cuatro puntos que le han permitido que Rappi tenga un crecimiento acelerado

“Lo primero es sin duda creérnosla, tenemos todo el talento en este país, nos hace falta creer que podemos hacer cosas de nivel mundial. Algunas veces a nosotros nos sirvió estar en Silicon Valley, para darnos cuenta que los programadores de allá no son mejor que los colombianos y comenzamos a creer que podíamos hacer algo de nivel mundial”, dijo Borrero.

Puntualizó que “Rappi se está volviendo líder en cada país que está y si seguimos ejecutando bien vamos a tener la empresa de tecnología más grande de la región, siendo una empresa colombiana. Eso nos llena de orgullo”.

Dijo que no es suficiente con creérsela, también se requiere estar alineados entre todos. “En Rappi, alrededor del crecimiento ponemos el crecimiento de primero, las discusiones filosóficas se acaban cuando se empiezan a hacer cuentas en un Excel, porque creemos que el crecimiento resuelve todos los problemas, no creemos que haya tiempo de resolver otros problemas y dejar de lado el crecimiento. Creemos que saliendo de la zona de confort y uniendo fuerzas para perseguir el crecimiento los otros problemas se van solucionando.

Hemos aprendido en Rappi que entre más crecemos, el servicio mejora, hay más beneficios para los usuarios, más pedidos para los rappitenderos, más inversión, más posibilidades de contratar a los ingenieros. Ese crecimiento nos mueve, y la gente ha empezado a ver eso. Al principio era difícil hacerles entender que nosotros nos enfocábamos en el crecimiento del mes. Hoy todos creemos en eso y nos ha ayudado mucho”.

El tercer punto es sin duda, la inversión extranjera. “Obviamente estábamos creciendo, pero sin esa inyección no hubiera sido tan rápido”. Rappi ha traído más de 500 millones de dólares, los cuales se han invertido en la región.

“El cuarto punto ha sido desarrollar tácticamente nuestro talento. Nuestras personas, nuestro equipo ha estado estudiando SQL para hacer negocios inteligentes, hacer consultas de las bases de datos.

A nuestros ingenieros les enseñamos inglés, tenemos una fundación que entrena desarrollados. La palabra clave de todo este proceso es el desarrollo táctico que es a largo plazo”.

CRÉDITO: 
La República / RIPE