¿Cuándo es tiempo de matar un proyecto?

Foto: Especial

Los proyectos zombies son aquéllos que no cumplen lo prometido y, pese a ello, siguen arrastrándose, absorbiendo recursos. Se dan porque cancelar un proyecto puede ser muy emotivo, y la gente a menudo tiene problemas para admitir cuando algo simplemente no funciona.

Para hacer que la gente vea el proceso más razonablemente, es necesario elaborar directrices claras y simples de cuándo continuar – o cancelar – un proyecto. Considera las siguientes preguntas:

  • ¿Hay una verdadera necesidad del mercado?
  • ¿Podemos satisfacer esa necesidad mejor que los competidores?
  • ¿Podemos cumplir con nuestros objetivos financieros?

Si sigue siendo difícil tomar una decisión final, incorpora a personas objetivas de fuera, como alguien de otra división o incluso externa a la compañía, para que dé su opinión. También puedes ayudar a que la gente acepte la conclusión de un proyecto enfatizando lo que se aprendió en el camino.

Haz evaluaciones posteriores a la acción para capturar las lecciones aprendidas, y cree una base de datos para guardarlas y compartirlas.

Contenido de la

CRÉDITO: 
Redacción