Crean pared hidropónica que funciona con internet de las cosas

Se puede controlar el nivel del agua, humedad y temperatura interior. Foto: Especial

Con el fin de mejorar el medio ambiente, egresados de la Universidad de Lund, Suecia, crearon una pared de plantas hidropónicas que funciona con Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), que permite controlar la temperatura interior, humedad y los niveles de agua, lo que ayuda a tener un mejor cuidado.

La pared con este tipo de plantas, que no requieren ningún tipo de suelo y toman del agua sus nutrientes, tiene la ventaja de no atraer la misma cantidad de moscas que las plantas normales.

“El mantenimiento debe ser predictivo, sólo cuando el tanque de agua necesita ser rellenado. Al mismo tiempo, es posible que necesite quitar algunas hojas muertas, o tal vez le gustaría reemplazar algunas plantas por variedad”, señaló el creador Erik Wilson.

A través del monitoreo con una aplicación móvil, las personas podrán dar seguimiento al crecimiento de las plantas, al tiempo que éstas mejoran el ambiente interior.

El proyecto del exalumno de maestría de la Universidad de Lund nació cuando Wilson realizaba su tesis fuera de Suecia.

“Me encontré pensando: ¿es este mi futuro cuando me gradúe? Extrañaba estar al aire libre, rodeado de naturaleza. Así fue como comenzó la idea de Bylife”, precisó.

Apuntó que, si bien, las plantas en paredes no reemplazan el ambiente exterior, limpian el aire interior, absorben el sonido y humedecen. Los estudios también arrojan un aumento en la productividad y creatividad.

“Dependiendo de las plantas que elija, y de nuestros sensores, podremos decirle cuánto se ha limpiado el aire interior, o de dióxido de carbono (CO2) absorbido, para que pueda controlar la pared de su propia planta. Esto es algo completamente novedoso”, sostuvo.

Lo esencial de este trabajo radica en un menor mantenimiento en comparación con las plantas en macetas, además de que pueda aportar una gran cantidad de plantas y la sensación de naturaleza, incluso en espacios interiores pequeños.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario