Crean impermeabilizante ecológico con llantas

Dulce Álvarez, directora de Granutec. Foto: Cortesía

Manuel Álvarez inició hace 40 años un negocio familiar, Central Hulera Álvarez, dedicado a crear suelas de zapatos y botas para campesino a partir del hule de la llanta; sin embargo, sólo reutilizaba 40% del neumático y a fin de aumentar el porcentaje decidió crear impermeabilizante ecológico y fundar Granutec.

La actual empresa recicla 100% de la llanta. Por medio de un proceso mecánico que consiste en el choque de rodillos, separa el caucho, la fibra textil y el alambre, hasta obtener un granulado en polvo al que se le agrega una fórmula de sellado para crear impermeabilizantes que cubren techos y paredes.

Dulce Álvarez, directora de la empresa, mencionó en entrevista con El Economista que la planta ubicada en Ecatepec, en el Estado de México, procesa 120 toneladas de neumáticos y que el centro de acopio, donde reciben neumáticos de empresas y particulares, tiene capacidad para reciclar 400 toneladas.

Los neumáticos son un problema de contaminación a nivel mundial, pues se
generan 1,000 millones al año y existen 4,000 millones en vertederos, de acuerdo con el informe “Gestión de neumáticos al final de su vida útil”, realizado por el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible.

Tan sólo en México se desechan 40 millones de toneladas de llantas, de los cuales se recicla sólo 10%, el resto termina en vertederos, rellenos sanitarios, ríos y calles, de acuerdo con datos de la Secretaría de Medio Ambiente de México.

Además de, detalló Dulce Álvarez, que el reciclaje de llantas disminuye la formación de criaderos de zancudos, transmisores de enfermedades como dengue, chikungunya y zika, y que al usar un proceso mecánico y no quemar los neumáticos se evita la generación de CO2 que desencadena enfermedades como el asma y el cáncer.

Para crear una cubeta de impermeabilizante de 19 litros, se necesita una llanta de vehículo compacto, que “da un rendimiento de 20 metros cuadrados aplicado a dos manos. Manejamos cuatro colores: blanco, terracota, verde y gris y tres garantías de vida: de tres, cinco y 10 años, que van de 850 pesos hasta 1,850 pesos”.

Empresa familiar

Manuel Álvarez dijo que el proceso no ha sido fácil, pero que han sido los jóvenes, sus hijas Dulce y Olga, quienes han llevado al negocio hasta donde está actualmente, porque han sido ellas quienes decidieron darle un giro al negocio y crear impermeabilizantes.

Además, al ser una empresa familiar, se han tenido que establecer papeles para
trabajar en armonía y con eficacia. “Al inicio hacían de todo, por eso le tuvimos que poner orden, cada quien agarró una parte que le gustaba y en la que se sintiera cómodo”.

Los galardones

A pesar de ser una empresa que combate la contaminación y ayuda a reducir el cambio climático, no ha recibido financiamiento gubernamental, pero sí apoyo de diversas empresas, mencionó Manuel Álvarez, y detalló que “la mayor parte de las empresas no habla de sus procesos, nosotros, al tener apertura, las empresas nos voltean a ver y hemos tenido premios que son simbólicos para el tipo de inversión que se requiere”, pero que les ha ayudado a crecer.

En el 2017, Granutec fue reconocida por Cleantech Challenge, certamen organizado por GreenMomentum, como uno de los 40 mejores proyectos verdes y por el Premio City Banamex con el tercer lugar entre 150 compañías de mayor impacto social en el país, por lo cual obtuvo 50,000 pesos; también recibió el Premio Kia Motor de Mujer y recibió 100,000 pesos. El monto de estos galardones ha sido invertido en mercadotecnia, para equipar la planta de Ecatepec.

Granutec cuenta con tres sucursales en la Ciudad de México, dos en el Estado de México y tiene presencia en Querétaro, Cuernavaca y Guadalajara, pero también comercializa los productos por medio de distribuidores.

Respecto al 2017 las ventas aumentaron 40%, mencionó Dulce Álvarez y se trabaja en un modelo de franquicias para replicar la innovación en todo el país y combatir el problema que generan las llantas en desuso. Se espera que para el próximo año, cuando se tenga el proyecto terminado, ofrecerlo a franquiciatarios, aunque también puede ser un modelo por medio de inversión”.

Dulce menciona que debido a la colonia en la que se ubica la planta, Ecatepec, uno de los municipios con mayor índice de delincuencia, han abierto ofertas de trabajo para exreclusos.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario